Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Internacional

17ª Bundesliga para el Bayern

El Boavista logra su primer título de Liga en Portugal y el Liverpool se asegura una plaza en la próxima Liga de Campeones

El rival del Valencia el próximo miércoles en la final de la Liga de Campeones, el Bayern de Múnich, se proclamó ayer campeón de Liga alemán al empatar en el campo del Hamburgo (1-1). El equipo bávaro, que consigue así su 17 título de Liga, aventajó en la clasificación final en un punto al Schalke 04, segundo clasificado, que ganó infructuosamente en su campo al Unterhachting (5-3). En la Liga Inglesa, el Liverpool se aseguró una plaza en la próxima Liga de Campeones al quedar tercero en la clasificación después de golear al Charlton (0-4).

El Bayern no fue el único equipo europeo que se proclamó vencedor de su campeonato local ayer. El Boavista de Oporto, un humilde club fundado en 1903 por los empleados portugueses e ingleses de la William Graham, alcanzó por primera vez en su historia el título de la Liga portuguesa, al vencer en la noche del viernes por 3-0 al Deportivo de Aves, y de esta forma acabar con la dictadura de los tres grandes (el Benfica, el Oporto y el Spórting de Lisboa) durante más de cincuenta años. Todo ello gracias a la estabilidad directiva y técnica y a un equipo sin estrellas pero muy disciplinado en todas sus líneas.

Un ejemplo de ese orden lo demuestra el que el Boavista sólo cuente con tres jugadores internacionales, frente a los 19 del último campeón, el Spórting de Lisboa, con nueve portugueses y diez extranjeros. La victoria del club de Oporto constituye además toda una lección al resto de los grandes. Como reconocía ayer el semanario Expresso, al mostrar que 'es posible construir un equipo victorioso con un presupuesto reducido'. El Boavista ha ganado el título con un presupuesto de 1.200 millones de pesetas frente a los 7.000 millones del Oporto o el Benfica. Sin estrellas y con mucho orden, los blanquinegros han obtenido 23 victorias, ocho empates y sólo dos derrotas con un resultado de 63 goles marcados (el segundo mejor ataque de la temporada) y 18 recibidos (la mejor defensa).

Su excelente juego a lo largo de toda la campaña ha arrasado con las iniciales críticas al poder de sus ex dirigentes y la supuesta ayuda de los arbitrajes. Su ex presidente Valentim Loureiro es el máximo responsable de la Liga de clubes y otros de sus directivos controlan actualmente el Consejo Superior de Arbitraje y la vicepresencia de la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de mayo de 2001