Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
35ª jornada de Liga | FÚTBOL

Primer 'match ball' para el Madrid

Los jugadores blancos, más preocupados por el runruneo de fichajes y traspasos que por el Depor

El Madrid afronta sin una tensión extra su primera jornada de match ball para ganar la Liga, lo que conseguiría si mañana sumase los tres puntos ante el Rayo y el Deportivo perdiera en Oviedo. En realidad, sus jugadores piensan que en este momento ya no hay un rival que pueda meterles presión. Así, ni el Deportivo -a seis puntos de distancia con 12 en juego todavía- ni Vallecas les preocupan tanto como el runruneo acerca de los fichajes y los traspasos. En cualquier caso, Vicente del Bosque, su técnico, sí habló ayer de la importancia de la cita de mañana: 'Estamos ante la primera oportunidad de ganar el título y afrontamos el partido contra el Rayo conscientes de ello'.

Mientras tanto, Roberto Carlos elevó la voz quisquillosa del vestuario y mandó un mensaje al club: 'Se debería pensar más en los jugadores que están jugando ahora, no en los que vendrán, porque los que van a luchar por ganar la Liga son los que están aquí. A veces leo cosas en los periódicos y me enfado un poco. Zidane y Verón valen muchísimo dinero. Y siempre se habla de los mismos para dejar el equipo: Flavio, Salgado... He hablado con ellos y están tranquilos'.

Makelele también andaba mosqueado en la Ciudad Deportiva. Desde hace días, el francés ve en la prensa que el Madrid estudia utilizarle como moneda de cambio para fichar a Zidane, del Juventus. Igual de molesto se mostraba Salgado. 'Yo no escucho ofertas de nadie. Me quiero quedar aquí', proclamaba ante los rumores de que la directiva se interesa por Zanetti, del Inter. Por último, Flavio también confesaba su inquietud ante su posible marcha a cambio de Zidane: 'Ayer [el jueves] tuve una reunión con Valdano [el director general deportivo] y me dijo que no me preocupara por nada'.

'Estamos más frescos'

'La semana pasada estábamos ansiosos, pero ahora no', matizó Roberto Carlos, desmintiendo que exista una presión añadida por ganar el título este domingo. Como al brasileño, a la mayoría de los jugadores les parecen suficientes los seis puntos de ventaja que llevan a un Deportivo que fue incapaz de sumar más de uno en sus últimos cinco encuentros lejos de Riazor y que deben visitar al Oviedo y el Valencia. 'La semana del Bayern fue muy perjudicial para nosotros, pero en la actual estamos mucho más frescos físicamente', concluyó.

'El Deportivo es muy regular en su casa', opinó Del Bosque, 'pero deja mucho que desear fuera'. El entrenador madridista considera que no es necesario dar ahora charlas a sus jugadores. Eso, a pesar de que llevan cinco partidos, incluidos los dos del Bayern, sin ganar. 'Hemos hablado todo el año sobre esto y no hacen falta muchas palabras', indicó; 'no podemos obsesionarnos, ni dramatizar, ni pecar de soberbios. Al Depor debemos temerlo porque aún no hemos logrado nada. Además, no podemos pensar que será fácil. Ni obrar con chulería'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de mayo de 2001