El PSC estima que las inversiones necesarias suman 4,3 billones, frente a los 2,8 de Pujol

Joaquim Nadal asegura que el Gobierno catalán programa obras y no las presupuesta

Las inversiones defendidas ayer por Joaquim Nadal tienen un doble calendario: una primera fase entre 2001 y 2004 (comparable al periodo 2001-2005 del que habló Jordi Pujol) y una segunda que llega hasta el año 2010. Las inversiones en el primer tramo suman, según los socialistas, 4,3 billones de pesetas. Tres billones a invertir por el sector público, y el resto por el sector privado. La cifra total (2001-2010) suma 7,4 billones, de los que 4,7 corresponden a las inversiones del sector público.

Al contrario de lo que opina Jordi Pujol, para quien Cataluña se halla en los primeros puestos de cualquier clasificación positiva, Joaquim Nadal explicó ayer que hay datos preocupantes. Por ejemplo, en materia de ferrocarril, la dotación de Cataluña es un 38% de la de Bélgica, un país de similar extensión territorial, y un 50% respecto a la de Dinamarca. El déficit catalán en esta materia es de 672 kilómetros de vía, dijo Nadal, y pasar de los 1.297 actuales a 1.969 kilómetros. Nadal aseguró que para equiparar Cataluña con la comunidad de Madrid habría que construir 594 kilómetros de red ferroviaria y 463 kilómetros de carreteras de alta capacidad (autovías).

Más información

Media inferior a la de la UE

Respecto al conjunto de regiones europeas, Cataluña se halla en lo referente a los ferrocarriles en el puesto 123. Tomando la media de kilómetros de la UE como base 100, Cataluña se quedaría en 66, muy lejos de regiones como Viena (448), Hamburgo (374) o Berlín (371). Pero también superada por otras comunidades españolas como Aragón (120), Castilla y León (119), Madrid (96), Galicia (72) y Navarra (69).

Ligeramente mejor es la dotación de autovías. Tomando la media de la UE otra vez como base 100, Cataluña se sitúa por encima (161), pero en el puesto 55 de las regiones europeas. A gran distancia de Düsseldorf (453), Bremen (441) o el Valle de Aosta (419) y de comunidades españolas como La Rioja (270), Madrid (242), Euskadi (235) y Navarra (234), según un estudio en fase de elaboración realizado por Barcelona Regional.

Los datos empleados por Nadal son ligeramente diferentes a los de Pujol, pero no tanto para que no permitan la comparación. La primera diferencia es el periodo: Pujol habló del periodo 2001-2005 y Nadal, de un año menos. A pesar de ello, las inversiones defendidas por Nadal son más elevadas. Las cifras de Nadal incluyen 314.000 millones para investigación y desarrollo, mientras que las empleadas por Pujol reseñan la ciudad judicial y las prisiones.

Pujol defendió el lunes que las inversiones en Cataluña estaban en su mejor momento y que eso era así gracias a los pactos entre CiU y el Gobierno del PP. La afirmación le costó ayer que el diputado de ERC Josep Bargalló le calificara como 'mercantilista'. Las críticas de Nadal, en cambio, fueron por otro lado. El dirigente socialista puso en duda que el pacto se cumpla, al menos por parte del Gobierno central. Nadal aseguró que, en materia de infraestructuras, en Cataluña se juntan el hambre con las ganas de comer porque el Gobierno catalán programa obras y luego no las presupuesta porque no tiene dinero, y el Gobierno central invierte en determinados proyectos (el tren de alta velocidad) pero congela otras inversiones, en especial en materia de carreteras.

Pero además, según los datos que maneja el PSC es falso que las relaciones entre CiU y PP, sean buenas o malas, se traduzcan en un aumento de la inversión en Cataluña. En el periodo que va de 1991 al año 2000, la media inversora en el conjunto de España fue del 4,6% del PIB, mientras que en Cataluña ese porcentaje se quedó en el 3,5%.

Si la referencia es la inversión por habitante, la diferencia es menor porcentualmente, pero también favorable al conjunto de España (87.138 pesetas por persona, frente a las 85.587 de Cataluña). Estas cifras no incluyen las inversiones del Ministerio de Defensa.

Las grandes diferencias entre las cifras de Nadal y las de Pujol se deben a que el presidente del Gobierno catalán no tuvo en cuenta el plan de infraestructuras (casi 550.000 millones en las cuentas del PSC) ni el trasvase del Ródano (140.000 millones de pesetas). Los socialistas incluyen también una partida de 314.000 millones de pesetas para investigación y desarrollo que Pujol dejó deliberadamente fuera de su discurso.

Otra gran diferencia se debe a la cifra estimada para telecomunicaciones. Pujol habló, en términos redondos, de 200.000 millones de pesetas, mientras que los datos de los socialistas hablan de 493.000 millones. 'Estos datos', aseguró un portavoz del PSC, 'han sido elaborados con los facilitados por las propias empresas del sector'.

Los socialistas creen que sus cálculos son correctos y, lo que es más importante, asumibles. 'Estamos hablando de una inversión de las administraciones públicas de tres billones a repartir en un periodo de cuatro años', añadió la misma fuente. A grandes rasgos, esto supone atribuir un billón y medio a la Administración central y otra cifra similar a la autonómica. Dividiendo la cifra en cuatro años sale a poco más de 400.000 millones anuales para cada uno de los gobiernos.

'Lo preocupante', aseguró el portavoz, 'es que el análisis de los presupuestos indica que nos alejamos de esas cifras. Para este año, las cantidades presupuestadas están muy lejos unas de otras, ya que la Generalitat tiene previstos 260.000 millones y el Gobierno central 250.000 millones más'.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción