Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hemeroteca justiciera

Del 'ni una gota del Ebro' al 'hay que trasvasar 1.050 hectómetros cúbicos'. Esa es la diferencia entre estar en la oposición o en el Gobierno, ya sea de Cataluña o de España. Las hemerotecas no perdonan: demuestran a las claras que convergentes, populares y socialistas han rivalizado en tirar al Ebro su credibilidad política. El agua se ha llevado muchas coartadas éticas tras las que los partidos esconden su voluntad de permanecer en el poder. Esta voluntad es muy fuerte y propicia extrañas asociaciones. El Ebro ha unido el catalanismo de CiU con el nacionalismo español del Partido Popular en un culebrón en el que no falta nada: hay incluso quien habla, ante las protestas contra el trasvase, de agitadores profesionales. Como en los viejos tiempos.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de mayo de 2001