Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Plan de la Judería de Málaga recibe el respaldo de Obras Públicas

El Plan Especial de la Judería de Málaga, una de las actuaciones urbanas más ambiciosas y polémicas previstas para el centro histórico de la ciudad, ha recibido la 'aprobación unánime' de la Comisión Provincial de Urbanismo, según anunció ayer el delegado de Obras Públicas de la Junta en Málaga, Enrique Salvo Tierra. El delegado estimó que las obras pueden comenzar antes del verano.

Una vez recibido el visto bueno de la Comisión Provincial de Urbanismo, el Plan de la Judería deberá recibir la aprobación definitiva en el pleno municipal. Salvo Tierra animó ayer al ayuntamiento a actuar 'con la mayor celeridad' para que esta actuación, que afecta al entorno del futuro Museo Picasso, esté lista cuanto antes.

El delegado de Urbanismo alabó 'el tratamiento extraordinariamente correcto' que dispensa el proyecto desarrollado por los arquitectos Rafael Carbonero e Ignacio Pérez de la Fuente a la trama de la antigua judería; un espacio de 8.400 metros cuadrados cercano a la Alcazaba, a la Catedral y al Palacio de Buenavista -sede del futuro Museo Picasso-, que se encuentra actualmente en un lamentable estado de abandono.

El Plan Especial, cuya puesta en marcha supondrá una inversión inicial de unos 420 millones de pesetas sólo en concepto de expropiaciones, rehabilitación de edificios y gastos de urbanización, ha contado desde su nacimiento con la oposición de los vecinos de la zona y de algunas asociaciones culturales.

Sin embargo, ayer el delegado de Urbanismo destacó su bondad y recalcó la 'degradación' que sufre este antiguo barrio. Salvo alabó también la amplia superficie que se destina en el proyecto a equipamientos (3.274 metros cuadrados) y áreas libres (3.500 metros cuadrados).

'La Comisión ha valorado favorablemente el aumento de jardines y zonas verdes previsto en el Plan, así como la homogeneización de la altura de las construcciones y la detección y señalización de edificios con valor histórico', dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de mayo de 2001