Rato pide que la ecotasa europea no se aplique en España

Los quince ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin), reunidos ayer en formato informal en Malmoe (Suecia), acercaron posiciones para crear un nuevo impuesto ecológico, la llamada ecotasa. El presidente de turno del Ecofin, el sueco Bosse Ringholm, afirmó que 'todos los Estados miembros dieron su apoyo a trabajar a partir de la propuesta de la presidencia sueca'.

El vicepresidente del Gobierno español y ministro de Economía, Rodrigo Rato, apoyó esa propuesta de negociación sueca pero condicionó cualquier armonización fiscal en materia de energía a que haya un verdadero mercado interior energético. Aludía así al litigio que enfrenta a París y Madrid por sus visiones opuestas sobre la liberalización de los mercados del gas y la electricidad. La propuesta sueca, que no tiene el apoyo de la Comisión Europea, permitiría a España no aplicar la ecotasa hasta que lo considere necesario pero beneficiarse del marco general que se pacte. 'No sólo es un problema fiscal, sino también económico', precisó Rato.

Más información
Bruselas denuncia que el Gobierno controla los órganos de competencia
El Gobierno balear acusa a Rato de mentir sobre los efectos de la 'ecotasa'

El Gobierno español se ha opuesto tradicionalmente a que se aplique un impuesto ecológico europeo por entender que de esa manera se limitarían las posibilidades de desarrollo de España mientras otros países progresaron en su momento sin tener en cuenta los problemas medioambientales. España defiende la utilidad de la herramienta fiscal para limitar las emisiones contaminantes pero se opone a una aplicación uniforme de ese principio y exige un reparto proporcional del esfuerzo fiscal.

El comisario de Fiscalidad, el holandés Frits Bolkestein, reiteró ayer su hostilidad a dar a España ese trato de favor y reiteró su convicción de que las emisiones sólo se pueden limitar gravando los impuestos de la energía. A su juicio, la propuesta de la presidencia sueca ayudaría a aumentar las divergencias que ya existen en la fiscalidad de la energía.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS