Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cervecera Damm compra dos plantas y seis marcas a su competidora Heineken

La cervecera catalana Damm ha comprado las plantas de producción de Cruzcampo en Madrid y en El Puig (Valencia). Damm adquiere también a Heineken las marcas Skol, Keler, Estrella del Sur, Victoria, Calatrava y Oro.Las plantas de Valencia y Madrid tienen una plantilla conjunta de 300 trabajadores.

Ambas compañías notificarán el acuerdo al Servicio de Defensa de la Competencia por si pudiera constituir una concentración económica. La venta de marcas y plantas queda sujeta a que la Administración manifieste su no oposición a la misma.

Damm, presidida por Demetrio Carceller, reafirma su posición dentro del sector cervecero, al tiempo que confirma su voluntad de ampliar el actual negocio, según informaron fuentes de la compañía. Estas fuentes destacaron que dicha voluntad inversora se puso ya de manifiesto con la entrada en el accionariado de Aguas de San Martín de Veri y en Balnerario y Aguas Solan de Cabras, donde la empresa mantiene un pleito judicial con un grupo familiar.

Heineken España perdió durante 2000 -el primero tras la fusión de El Águila y Cruzcampo- 22.791 millones de pesetas (137 millones de euros) por las provisiones hechas para los planes de reestructuración que tendrán lugar en los próximos años, y facturó 123.276 millones (741 millones de euros). Los ingresos de Damm rondaron los 55.000 millones de pesetas el año pasado. La venta de estos activos y marcas responde a la obligación impuesta por el Consejo de Ministros el 17 de diciembre de 1999 a Heineken España de reducir un 17% su capacidad productiva para completar el proceso de concentración de El Águila y Cruzcampo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de abril de 2001