Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Éxito del bus de barrio

El bus de barrio se ha consolidado completamente. El año pasado, los 13 minibuses que en ese año cubrían este servicio transportaron 1,3 millones de pasajeros. Para este año, con una flota ya de 25 minibuses, se espera que la cifra llegue a los dos millones.

Estos autobuses fueron introducidos en la ciudad en marzo de 1998 para cubrir pequeños recorridos dentro de un barrio. Son líneas que se mueven en un ámbito pequeño y que permiten conectar esta red básica de transporte con la zona comercial y los servicios asistenciales centrales de cada barrio. Su itinerario, más corto, más cómodo y más rápido que la red convencional, favorece la comunicación de zonas de difícil acceso con las líneas generales de metro o autobús. El proyecto se inició con el minibús 211, que recorre Vallvidrera. Desde entonces, el TMB ha puesto en funcionamiento otras 11 líneas: la 212 en Sant Genís, la 213 en la Merçè, la 214 en la zona del Escorial, la 215 en Bordeta, la 216 en La Salut, la 217 en el Guinardó-Font d'en Fargas, la 218 en Les Planes, la 219 en la Taxonera, la 220 en el Raval y la 221 en Poble Sec-Mercat de Sant Antoni.

Estas líneas suman un recorrido de casi 50 kilómetros y las más utilizadas el año pasado fueron la línea de Sant Genís, con 494.534 usuarios y la de Escorial, con 232.145 .

Ahora se ampliará la línea 214 con cinco nuevas paradas entre la plaza de la Font Castellana y las calles de Francisco Alegre y de Budapest. A partir de 2002 este minibús llegará hasta el barrio de Gràcia. En un futuro inmediato está previsto incorporar además cinco nuevas líneas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de abril de 2001