Las fotocopias ilegales provocan al año un lucro cesante de 50.000 millones

La reproducción ilegal mediante fotocopiadoras provoca un lucro cesante anual en España de cerca de 50.000 millones de pesetas, según explicó ayer en Granada Magdalena Vinent, directora general del Centro Español de Derechos Reprográficos (CEDRO). Eso quiere decir que se fotocopian 4.800 millones de páginas de material protegido, lo que equivales a 24 millones de libros.

Vinent acudió a Granada para conmemorar anticipadamente el Día Mundial del Libro plantando un cedro en los jardines de la Fuente del Triunfo, acto en el que participó el alcalde, José Moratalla. Vinent señaló que tales pérdidas representan un 10% de toda la producción editorial española, un sector que carece de ayudas y que se vale por sí mismo. 'Por ello', dijo, 'la reproducción ilegal le supone al sector pérdidas enormes'. La directora general de CEDRO informó que se había llegado a un acuerdo con la Universidad de Granada para que, a partir de ahora, todos sus centros respeten los derechos de autor a la hora de realizar fotocopias. En la ciudad existen 29 licencias para desarrollar esta actividad. Las empresas de reprografía están obligadas, además, a pagar un cánon por cada máquina fotocopiadora que adquieren y respetar una ley básica: está prohibido fotocopiar libros enteros.

Más información

Vinent se refirió también al fenómeno de Internet, del que dijo que su uso no tiene que privar a los autores de una obra de 'su justa remúneración'. 'La red', añadió, 'tampoco es gratis: cuando la red se consolide, los portales van a tener un acceso restringido y el contenido de las obras que quieran utilizarse deberá ser remunerado adecuadamente'. Vinent negó que Internet ponga en peligro el mundo editorial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 18 de abril de 2001.

Lo más visto en...

Top 50