Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un año y 8 meses de cárcel para 3 reclutas por pelearse con un alférez

Los soldados y el oficial iban de paisano

Tres reclutas han sido condenados a un año y ocho meses de prisión y otro a 10 meses por un tribunal castrense acusados de un delito de insulto a un superior a raíz de una pelea que tuvieron con un alférez de fragata en plena calle, cuando todos iban de paisano y pese a que, según los marineros, no se identificó como militar.

Los hechos ocurrieron en mayo de 1999 en Ferrol (A Coruña). Todo comenzó porque Sergio Calderón orinó contra el vehículo en el que se encontraba el alférez Pedro Carrasco. A partir de allí las versiones difieren. La sentencia considera probado que el mando se identificó como oficial y que cuando recriminó la actitud a Calderón fue cogido por el cuello por el marinero Juan Ignacio Martín, quien le espetó que 'un alférez de fragata es la última mierda'. Según el fallo, Carrasco se encaminó hacia su portal, donde fue agredido a patadas y puñetazos por los reclutas Calderón, Andrés Juárez y Marcos Herves. La sentencia sostiene que los golpes le provocaron lesiones menos graves.

El tribunal militar da crédito a la versión del oficial por su 'congruencia' y descalifica la de los marineros por las diferencias en sus relatos. Según éstos, fue el alférez el que llamó 'cabrón' a Calderón mientras le cogía por el cuello hasta romperle el polo. Los reclutas declararon además que Carrasco les dijo que 'les daba una patada en los huevos y los levantaba para arriba'.

Los reclutas coincidieron en que no se identificó como militar. Pero la sentencia sostiene que 'al superior se le huele' y que 'de los talantes, modos y formas, el superior suele hacer ver su rango casi sin necesidad de acreditarlo'. El tribunal no tiene en cuenta que el incidente ocurrió cuando estaban fuera de servicio 'porque los superiores son siempre superiores'.

Los reclutas han pasado 55 días en prisión preventiva. El fallo ya ha sido recurrido. Izquierda Unida pedirá el indulto por considerar desmedida la pena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de abril de 2001