Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El manifiesto de doceletra.com

Río de Janeiro

En docedeletra.com, se puede hallar un manifiesto significativo "contra la invisibilidad de la literatura infantil", un problema que los creadores del portal consideran de la mayor importancia y que atraviesa toda la discusión de la revista virtual. La pregunta, hecha con cierta polémica y amargura es: ¿por qué la literatura infantil aparece como invisible en los cuadernos de crítica literaria? ¿Por qué se considera una literatura menor? o ¿ por qué no se considera literatura?

"De ahí el que nosotros hayamos querido poner de relieve", dice Rosa Amanda Strausz, "la importancia de la estructura estética de la literatura infantil". El problema de fondo, según los creadores de docedeletr.com es que los mismos escritores de literatura infantil ( salvo algunas excepciones) se avergüenzan de decir que cuando escriben "lo hacen pensando en los niños". Todos quieren convencer de que ellos escriben en realidad para adultos.

Pero no es así, dice Strausz, ya que "si es verdad que muchas veces la literatura infantil, poesía o prosa, pensada para niños, puede ser una buena literatura para adultos, no lo es al contrario". Y añade: "En general, la buena literatura infantil es la que está pensada para los niños, sí, pero para los niños considerados no como pequeños idiotas, sino como adultos potenciales que entienden de la vida y de las cosas más de lo que los adultos imaginamos". Y cuenta una anécdota significativa: mientras docedeletra está concebida como una revista seria, de debate sobre la literatura infantil, destinada fundamentalmente a profesores y escritores, resulta que cada día aumenta el número de alumnos de las escuelas que frecuentan el portal. Y es que, como subraya la escritora y poeta de literatura infantil, Roseana Murray, "los pequeños no suelen tener miedo del mundo de los adultos. Somos los adultos quienes tenemos miedo del rico, complejo y misterioso mundo de los niños".

El lenguaje

Y ese parece ser el peligro de mucha literatura infantil, sobretodo cuando está pensada sólo para rellenar los libros de texto y no como un ejercicio cultural específico. Es tambien la idea que tiene Pascoal Soto, editor de Salamandra, la editorial de literatura infantil recién adquirida por el Grupo Santillana. "Lo que hace un libro diferente del otro es el lenguaje, la manera con la que el escritor traduce en lenguaje escrito lo que piensa o crea". Por eso, según el editor de Salamandra, lo importante es sacar a la literatura infantil de un mero producto para los libros de texto y colocarla en el lugar de prestigio que le pertenece. Y en ese contexto cultural y no sólo escolar la literatura infantil puede abordar culaquier tema. Ninguno es tabú".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de abril de 2001