Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONCESTO

El Unicaja apela a su experiencia en su segundo asalto consecutivo a un título europeo

Un año después de perder la final de la Copa Korac frente el Limoges francés, Unicaja opta nuevamente a este título europeo con la ventaja de una amplia y compensada plantilla y la experiencia acumulada respecto a la temporada anterior. Su rival, el Hemofarm yugoslavo, llega a lo más alto en su primera participación europea como exponente de la escuela balcánica. El equipo de la ciudad de Vrsac reúne veteranía y juventud, y su mayor amenaza es la calidad individual y el lanzamiento exterior.

El entrenador de Unicaja, Bozidar Maljkovic, a pesar de incidir en la singularidad de cada partido y en la omnipresente posibilidad de sorpresa, asume el papel de favorito. El técnico del Hemofarm, Zeljko Lukajic, ya aseguró que Unicaja es más potente y merece tal calificativo.

Maljkovic no quiso teorizar ayer sobre la renta necesaria para afrontar con tranquilidad el partido de vuelta en Vrsac y sentenció que la diferencia entre la mediocridad y la grandeza la marca salir a ganar tanto en casa como fuera. Del rival destacó la calidad de los jóvenes y la existencia de jugadores veteranos muy completos como el alero Pekovic, el base Vidacic o el pívot Ivanovic, que ejerce de capitán a sus 38 años.

Unicaja lleva desde el pasado 21 de octubre de 1998 sin perder en su cancha en competición europea. Maljkovic espera el habitual buen comportamiento de la afición que, en su opinión, es la mejor de Europa junto a la del Paf de Bolonia (Italia) y dejó claro que, al margen del resultado de hoy, el partido en Yugoslavia será 'duro', ya que conoce el ambiente y la gente de allí.

El encuentro comenzará a las 19.30 horas y Unicaja contará con todos sus jugadores en el Palacio de los Deportes Martín Carpena ante 9.000 espectadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de abril de 2001