Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simancas recuerda que tres cargos del PP procesados siguen en activo

El secretario general de la Federación Socialista Madrileña (FSM), Rafael Simancas, arremetió ayer contra el PP en sus primeras declaraciones tras la suspensión cautelar de militancia impuesta por la Ejecutiva Federal del PSOE a dos afiliados madrileños, que, además, han tenido que abandonar temporalmente sus cargos institucionales al ser acusados de cohecho (soborno) por la dueña de un prostíbulo.

Simancas recordó que, mientras Virgilio Cano (vicepresidente de Telemadrid) y Fernando Sánchez (vocal en la junta de distrito de Latina) han cesado cautelarmente en sus funciones, a pesar de que la denuncia que les acusa no ha sido aún admitida a trámite por la juez, el PP mantiene en sus cargos a tres implicados en procesos judiciales: el consejero de Educación, Gustavo Villapalos (acusado de malversación de fondos públicos y prevaricación cuando era rector de la Universidad Complutense) y los ediles de Salud y Consumo, Simón Viñals, y de Régimen Interior, Antonio Moreno, imputados en el caso Funeraria.

'El PSOE ha reaccionado con rigor, contundencia y celeridad ante una simple denuncia. El PP mantiene [en sus cargos] a tres imputados en procesos judiciales', señaló Simancas.

La respuesta del PP no se hizo esperar. Su secretario general en Madrid, Ricardo Romero de Tejada, afirmó: 'Simancas mezcla la velocidad con el tocino; sus comparaciones no tienen ningún sentido'. Romero de Tejada no comentó el hecho de que su partido mantenga en sus cargos a los tres políticos procesados. 'Nosotros hemos sido muy escrupulosos y respetuosos con los problemas internos de la FSM, y rogamos que se nos respete de la misma manera', zanjó.

Cano y Sánchez han sido acusados por la dueña de un prostíbulo de aceptar seis millones a cambio de agilizar la licencia de apertura del local. Sánchez, al ser suspendido de militancia, ha perdido el cargo de secretario general de la agrupación socialista de Latina. Los afiliados de esta agrupación pidieron anoche constituir una comisión gestora mientras dure esta situación. Pero Ruth Porta, en representación de la FSM, lo rechazó e impuso que siga la actual dirección, sin su secretario general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de abril de 2001