El juz Guzmán rechaza dilatar el trámite de 'fichar' al general Augusto Pinochet

El juez chileno Juan Guzmán rechazó ayer la petición que hizo la defensa del general Augusto Pinochet de suspender por 90 días el trámite de filiación al que debe ser sometido el ex dictador para registrar sus fotografías de frente y perfil y sus huellas dactilares, tal y como se practica en Chile con todo procesado. El magistrado pidió a los querellantes y a la defensa que se pronuncien si están de acuerdo con realizar nuevos exámenes médicos al general, como piden sus abogados.

Con un escueto "aténgase a lo resuelto", aludiendo al último fallo en que la Corte de Apelaciones de Santiago determinó que Pinochet debe ser 'fichado', el juez Guzmán desechó la solicitud que había realizado la defensa para posponer esta diligencia. Los letrados de Pinochet argumentaban que su estado de salud no permite al ex dictador enfrentar situaciones que implican tensión y presiones. Para el abogado jefe de la defensa, Pablo Rodríguez, es, además, "desdoroso" que un ex presidente sea sometido a este trámite.

Más información

La decisión de Guzmán implica que la filiación debe ser realizada en los próximos días, aunque entretanto la defensa anunció que recurrirá ante la Corte de Apelaciones.

Órdenes del juez

El magistrado envió instrucciones a la segunda fiscalía militar de Santiago, para coordinar el trámite con el Servicio de Registro Civil e Identificación.

Previamente, había pedido que la diligencia no "menoscabe" la dignidad parlamentaria de Augusto Pinochet y tome en cuenta su edad.

Los abogados querellantes exigieron ayer que el trámite para 'fichar' a Pinochet se realice cuanto antes, porque "no se puede seguir dilatando actuaciones a las que están sometidas todas las personas que son procesadas en Chile", según el abogado Boris Paredes.

El ex dictador Pinochet está procesado como encubridor de los 57 homicidios y 18 secuestros que cometió la Caravana de la muerte, una comitiva militar enviada por él, que recorrió el país poco después del golpe de estado de septiembre de 1973, asesinando prisioneros políticos. Su defensa ha recurrido ante la Corte de Apelaciones de la negativa del juez Guzmán a sobreseer el caso por razones médicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de marzo de 2001.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50