LA MARCHA ZAPATISTA

Los zapatistas hablarán el próximo miércoles ante el Congreso mexicano

El PAN rechazó casi en bloque ceder la tribuna al líder zapatista

Las votaciones de la Cámara de Diputados de México permitirán -el próximo miércoles- el acceso del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) al salón de plenos y a la tribuna de oradores, evitaron su hostil regreso a Chiapas, y demostraron también que el presidente, Vicente Fox, no dispone de un partido que secundará fácilmente las iniciativas de Gobierno. El oficial Partido de Acción Nacional (PAN) ignoró la esencia de las recomendaciones de Fox sobre Chiapas y votó en las dos Cámaras contra la entrega de la tribuna a los insurrectos.

Más información

Los mecanismos de comparecencia quedaron definidos anoche y también la fecha: el miércoles, a las 12 de la mañana, un representante del EZLN, probablemente Marcos, se dirigirá a los diputados para defender el proyecto de la ley indigenista

El conservador PAN rechazó casi en bloque la propuesta de entregársela. La negativa llegó precedida por ácidas discrepancias entre los diputados fieles a la dirección del partido y aquellos que deben su escaño al tirón demostrado por Fox en las elecciones generales del 2 de julio. Un total de 18 diputados no acudieron el hemiciclo y determinaron así la derrota del partido gubernamental: 220 votaron a favor de la entrada de la guerrilla en el Parlamento; 210, en contra y siete se abstuvieron. El PAN había ganado antes en la Cámara de Senadores: 52 votaron en contra, y 47, a favor.

'Hoy por hoy, Vicente Fox pareciera ser el primer presidente mexicano desde Porfirio Díaz (1830-1915) que no tiene partido', opina el analista e historiador Lorenzo Meyer. 'Por un lado le da una gran libertad de acción, y sus posiciones pueden ir de la derecha al centro e incluso a la izquierda, pero por el otro le deja sin un instrumento indispensable en su labor legislativa en particular y de Gobierno en general'. Presentada esa distancia como una saludable manifestación de la independencia de los poderes del Estado, sus efectos prácticos pueden complicar el mandato de Fox, necesitado de mayorías parlamentarias para aprobar reformas políticas y económicas en preparación.

La composición de las Cámaras obligará a la presidencia al encaje de bolillos. El PAN controla 207 de los 500 diputados de la Cámara baja, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que el pasado año perdió su hegemonía de 71 años, cuenta con 210; el Partido de la Revolución Democrática (PRD), centro-izquierda, 52; el Partido de Trabajo, izquierda, ocho; otras formaciones menores completan los escaños. El PRI tiene 60 de los 128 asientos del Senado, el PAN, 46; el PRD, 16; y el partido Verde Ecologista, cinco.

'Respeto a Marcos, a Guillén o como se llame', declaró Calderón Hinojosa durante su discurso ante el histórico pleno de la tarde del miércoles. 'También respeto y aprecio al presidente, pero, señores, con todo y ese respeto a ambos, no puedo ser parte de un Congreso que sea rehén de ninguno'.

El PAN es rehén de su pasado, y la evolución política y social de México explican la precaria convivencia del presidente con sus flancos más conservadores del partido. Franquista, pío y plutócrata en sus orígenes, Acción Nacional nació a principios del siglo XX para oponerse al PRI, fundado por caudillos revolucionarios, y registró a partir de 1982 una pugna entre los dogmas, y la irrupción del liberalismo y de las nuevas formas de hacer política. El fallecido Manuel Cluthier, primero, y Vicente Fox, en la década de los noventa, lideraron ese asalto, pero hombres como Diego Fernández de Cevallos, coordinador de senadores, ocupan todavía espacios fundamentales en el partido, y no parecen dispuestos a facilitar todos los requerimientos del iconoclasta ranchero.

Diputados del PRD celebran la votación que permitirá el acceso de Marcos a la tribuna del Congreso.
Diputados del PRD celebran la votación que permitirá el acceso de Marcos a la tribuna del Congreso.ASSOCIATED PRESS

'Tienes mi palabra'

El presidente, Vicente Fox, se humilla ante el EZLN para lograr la paz en Chiapas, sostiene el presidente saliente de la Confederación de Cámaras Industriales de México, Alejandro Martínez. "Se están humillando el Gobierno y el presidente, pero yo creo que eso lo hace crecer porque está haciendo lo indecible para solucionar un problema que atañe a todos los mexicanos". El progresivo cumplimiento de las exigencias rebeldes y la carta al subcomandante Marcos del jefe de Gobierno, en la que le invita a una reunión personal, figuran en esa relación de esfuerzos. "Marcos, ni tú ni yo queremos que los indígenas de nuestro país continúen en la pobreza extrema, en la marginación y en el olvido".

"No permitiremos que sombras de hermetismo e inflexibilidad eclipsen el deseo de paz de todos los mexicanos", señala la misiva. "Marcos, éste es otro tiempo, tiempo de disposición para llegar a acuerdos, es la hora de hacer valer tu lucha de años y la lucha de cada mexicano desde su propia trinchera". "Marcos, tienes mi palabra", agrega, "pero tú tienes la palabra. Mi disposición es total. Las condiciones que has puesto y atañen al Ejecutivo se han ido cumpliendo". El jefe de Estado se despide: "Te mando un saludo en espera de que podamos responder con verdad y con hechos". Fox prometió liberar a todos los presos zapatistas y completar el desalojo de las instalaciones militares de Chiapas incluidas en las demandas zapatistas. "Parece que la puerta del diálogo comienza a abrirse", manifestó el subcomandante después de conocer que la Cámara de Diputados le ofrece su tribuna de honor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de marzo de 2001.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50