El PP rechaza el estatuto en defensa del usuario de telefonía

El Congreso de los Diputados rechazó ayer, con los votos en contra del Grupo Popular, la proposición de ley presentada por el PSOE para que se regulen los derechos de los consumidores de servicios de telefonía y se garantice el servicio universal de telecomunicaciones. El proyecto de estatuto presentado por el Grupo Socialista aboga por los derechos de los consumidores frente al 'continuo ejercicio de discrecionalidad' de los reguladores y de las propias operadoras y defiende la consideración de Intenet como servicio universal, asequible para todos los ciudadanos a precios razonables.

La propuesta socialista aboga por hacer que todos los centros educativos dispongan de Internet gratuito y que este se extienda también a los centros sanitarios, una vez se integre como servicio universal.

El principal problema es la financiación de estos servicios, aspecto que en la actualidad está regulando el Gobierno. Ayer, el presidente de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), José María Vázquez Quintana, señaló la conveniencia de que la constitución del llamado fondo para el servicio universal no grave a los nuevos operadores y se financie, en parte, con las subidas que se van a autorizar a Telefónica para compensar el déficit de acceso.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS