Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva presidenta española de AI fija como prioridad el fin de la tortura

La XXVII Asamblea de la sección española de Amnistía Internacional, clausurada ayer en Gijón, eligió a Eva Suárez-Llanos nueva presidenta al frente de una renovada ejecutiva de mayoría femenina. Madrileña, de 32 años, licenciada en Ciencias y periodista de profesión, fijó como prioridad de su mandato la lucha contra la tortura. 'No se puede ser tolerante con este gravísimo problema, que se extiende por el mundo de muy diversas formas', dijo.

Suárez-Llanos añadió que asume el cargo con el objetivo de transmitir a la sociedad que 'la defensa de los derechos humanos, que es cosa de todos y tiene validez internacional, está muy lejos de ser una realidad'. En consonancia con el 40º aniversario de Amnistía Internacional, la nueva presidenta subrayó la necesidad de que los ciudadanos sean 'más activos y la organización tenga capacidad de respuesta ante problemas concretos'. Unos de esos problemas que se repiten son los atentados de ETA, como el cometido anteayer en Roses (Girona), un crimen que, según Suárez-Llanos, 'hay que seguir condenando como un abuso de los derechos humanos'.

Amnistía Internacional cuenta en España con 16.000 socios y otros 6.000 colaboradores que participan en las campañas de movilización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de marzo de 2001