COMUNICACIÓN

Huelga en 'Libération' contra la subida salarial del presidente

El diario Libération no apareció ayer en los quioscos y su edición electrónica permaneció interrumpida hasta la tarde a causa de una huelga votada favorablemente por 134 de los empleados, contra 119, que se oponían a la medida de fuerza. Una mayoría mucho más amplia aprobó otra moción para que la empresa revise la subida de sueldo, en torno al 33%, del presidente, Serge July, y del director general, Evence Charles Coppée.

Ese incremento se justifica por la integración en el salario de las cláusulas que el director general tenía en Pathé, la compañía de la que procede. Pero los empleados compararon esos datos con el incremento medio de salarios, en torno al 1,7%, al que se suma un pacto sobre los derechos de reproducción de los artículos en Internet, que suponen una remuneración adicional y un derecho al 3% de los ingresos publicitarios de la edición electrónica.

Libération, cuya difusión cae levemente (166.556 ejemplares el año pasado, 3.000 menos que el precedente), tiene dificultades para adaptarse a la nueva cultura empresarial. Según el texto de la moción contraria a los sueldos de los directivos, éstos ponen en peligro el 'pacto moral' con que se fundó el diario. La dirección no ha hecho comentarios, pero July comunicó la convocatoria de un Consejo de Administración, lo cual permitió ayer la suspensión de la huelga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de marzo de 2001.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50