Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Osuna descarta una 'caza de brujas' en la Zona Franca y pide colaboración

El delegado se desmarca de la investigación anunciada por Martínez

El nuevo delegado especial del Estado en la Zona Franca, Miguel Osuna (PP), se estrenó ayer en el cargo aseverando que 'no habrá caza de brujas' y pidiendo colaboración a todos los trabajadores. El responsable del organismo fiscal se desmarcó así de los anuncios de su antecesor, Manuel Rodríguez de Castro, y de la presidenta del Consorcio, Teófila Martínez, sobre la apertura de una investigación interna para depurar responsabilidades por las supuestas filtraciones de documentos y facturas a los medios de comunicación.

'Habrá que actuar con tranquilidad, escuchando a todo el mundo e intentando resolver los problemas que pueda haber. Sin quitar el mayor derecho a los periodistas de informar, sí es deseable que, si hay problemas, se solucionen a través de los superiores jerárquicos, no sacando los problemas a la calle. Si hubiera trapos sucios, hay que lavarlos en casa', dijo Osuna.

El nuevo delegado es inspector de finanzas y licenciado en Historia. Tiene 40 años y, hasta ahora, ha sido subdelegado del Gobierno en Cádiz, un puesto para el que va a ser sustituido por Rocío Roche, la actual subdelegada del Gobierno en Sevilla.

Osuna desembarca en el organismo con el objetivo de recomponer las relaciones internas, prácticamente inexistentes entre el antiguo delegado y sus propios directivos, así como con el grueso de los trabajadores. 'Tenemos que trabajar para consolidar esta institución y para beneficiar a la Bahía de Cádiz', dijo.

Resultados

El delegado especial alabó la gestión de su predecesor, que abandonó el cargo tras conocerse los elevados gastos en protocolo y su pertenencia a empresas privadas, aunque el Ministerio de Administraciones Públicas lo exculpó de cualquier incompatibilidad y el adujo que dimitía por sentirse perseguido. 'En un puesto como éste, que se rige por criterios empresariales, los resultados económicos son un buen ejemplo de la eficacia. La Zona Franca ha pasado de números rojos a números negros y de 19 a 156 empresas', añadió.

Osuna, que ha pedido un margen de tiempo para conocer los proyectos puestos en marcha por la institución, aún no ha adoptado una decisión sobre el futuro de la Red Iberoamericana de Logística y comercio (Rilco), una plataforma para el comercio electrónico articulada por la Zona Franca. 'Sé que el ministro [de Hacienda, Cristóbal Montoro] y la propia presidenta del Consorcio están muy interesados en este proyecto y apostaremos por él, pero aquí se va a notar la diferencia entre Manuel Rodríguez de Castro y yo. Él era un empresario puro y a mí me tendrán que informar con profundidad antes de tomar las decisiones pertinentes, porque ese proyecto es muy complejo y requiere estudio y profundidad', afirmó.

En el haber de su antecesor, señaló la consecución de una parte del impuesto de sociedades de las empresas que están radicadas en el organismo fiscal gaditano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de marzo de 2001