_
_
_
_
_
Crónica:26 ª jornada de Liga | FÚTBOL
Crónica
Texto informativo con interpretación

Zorrilla deja de ser un fortín (1-2)

El Celta fue el primero en derrotar al Valladolid en Zorrilla, pero sobre todo el primero en dejar al descubierto el talante ultradefensivo y miedoso del técnico del Valladolid, Francisco Ferraro, que ayer se dedicó a ejercer de visitante cuando tuvo a su merced a un rival disminuido por las ausencias iniciales de Karpin, Gustavo López y Mostovoi. El Valladolid no quiso sentenciar, no quiso el balón, no quiso el partido y no quiso casi nada de nada. En su descargo va, eso sí, el hecho de jugar toda la segunda parte con diez jugadores tras la subrrealista expulsión de Alberto al borde del descanso. Pero al margen de ello, el Valladolid de fue un cuadro y reservón. El Celta sólo se acercó a la victoria cuando tuvo en el campo todo el talento que Víctor Fernández había dejado inicialmente en el banquillo, pero a partir de ahí, convirtió a su rival en una marioneta a la que mareó a su antojo hasta la derrota.

VALLADOLID 1|CELTA 2

Valladolid: Bizarri; Torres Gómez, García Calvo, Heinze, Marcos; Turiel (Ciric, m. 77), Ricchetti; Caminero (Fernando Sales, m. 45), Fernando, Antonio López (Pachón, m. 66); y Alberto. Celta: Pinto; Velasco, Cáceres, Yago, Juanfran (Karpin, m. 45); Jayo, Giovanella; Jesuli (Gustavo López, m. 60), Benni McCarthy (Pablo, m. 60), Edu; y Catanha. Goles: 1-0. M. 1. Fernando transforma un penalti de Cáceres sobre Alberto. 1-1. M. 64. Gustavo López caracolea al borde del área y dispara con la derecha pegado al palo contrario. 1-2. M. 69. Centro de Karpin desde la derecha y Catanha peina el balón a la red. Árbitro: Medina Cantalejo. Amonestó a Cáceres, García Calvo, Giovanella, Ricchetti, Heinze, Pablo y expulsó a Alberto por doble amonestación (m. 45). Unos 11.000 espectadores en Zorrilla.

Más información
Clasificación de Primera

La primera parte sólo tuvo de interés el primer minuto y el último. En el primero Alberto se inventó un penalti que sirvió para que el Valladolid se engañase a la espera de una tarde apacible. En el último, el propio Alberto, cayo trabajo al borde del área y el árbitro decidió reventar el choque y expulsarle. Víctor Fernández asistió a ese desierto futbolístico impávido, y al poco de iniciarse la segunda mitad comenzó a introducir fútbol en el campo. Con Karpin el Celta se adueñó de la pelota y con Gustavo López llegaron los goles. El Celta sólo había necesitado ser el Celta de siempre para dar la vuelta a un choque en el que el Valladolid pagó con la derrota su mezquindad. Ferraro se había inventado una alineación huérfana de fútbol en casi toda su extensión. Para paliar la inferioridad numérica, el invento fue sustituir a Caminero, el único con criterio hasta entonces.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_