Entrevista:NICOLE RENÉ | JEFA DE LA AGENCIA DEL FRANCÉS EN QUEBEC

'El futuro de las lenguas minoritarias está en Internet'

La Agencia de la Lengua Francesa de Quebec impulsa el uso de este idioma, mayoritario en esa provincia de Canadá, pero frente a una realidad, la de América del Norte, en la que sólo el 2% de los hablantes lo utiliza. Su directora, Nicole René (Montreal, 1946), participa en los seminarios Implantación de planes de euskera en las empresas y Terminología, organizados por los gobiernos vascos y quebequés, donde se debate sobre los problemas que tienen las lenguas minoritarias para implantarse en el mundo de la empresa.

Pregunta. ¿Con qué dificultades se encuentra el francés en Quebec, teniendo en cuenta su fortaleza en el universo lingüístico, en relación con el euskera, el catalán o el gallego?

Respuesta. En América del Norte el mundo económico es anglófono, con lo que un francohablante ha tenido y tiene grandes dificultades para acceder a un empleo. Y cuando lo logra, siempre recibe una remuneración menor. Además los francófonos consideran que viven en un país conquistado. Es decir, que los anglófonos tienen el poder político y económico.

P. Tienen un convenio con el Gobierno vasco. ¿Qué destaca de la labor que realiza en este ámbito?

R. Nos ha llamado la atención el uso del euskera desde la dirección en determinadas empresas. El Gobierno vasco impulsa con subvenciones la recuperación de la lengua vasca en el trabajo, mientras que en Quebec todo se remite a la legislación.

P. ¿Cuál es la clave, si la hay, para conservar las lenguas minoritarias?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. Creo que el medio de comunicación imprescindible para su supervivencia es Internet. El Gobierno de Quebec ha invertido en la presencia del francés en la red y sería excelente que todos los gobiernos respaldaran esta iniciativa al impulsar sus respectivas lenguas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS