Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los empresarios piden a la CAM que aumente su inversión en I+D

La carencia en nuevas tecnologías y, por ende, la necesidad de incrementar los programas de Investigación y Desarrollo (I+D) es la clave, según los empresarios, para garantizar un empleo estable en la provincia de Alicante. En este sentido, la patronal alicantina pidió ayer a la CAM que incremente sus recursos en el terreno de la investigación aplicada a la actividad empresarial. Los empresarios plantearon que los programas se financien con parte de los fondos que la entidad destina a la obra social.

La propuesta sobre la necesidad de que la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) incremente sus partidas en I+D surgió en el marco de las Jornadas por el desarrollo y el empleo estable, que se celebraron ayer en Alicante. La iniciativa la suscribieron los máximos representantes de la patronal alicantina, a saber, Joaquín Rocamora y Luis Esteban, presidentes de la Confederación de Empresarios de la Provincia de Alicante (Coepa) y de la Cámara de Comercio, respectivamente.

'Es fundamental aumentar la inversión en I+D para garantizar el futuro de las empresas de la provincia, sobre todo las pequeñas y medianas', dijo Rocamora. 'Es fundamental y, además, urgente', apostilló Esteban. Ambos dirigentes empresariales coincidieron en señalar que parte de los nuevos programas de investigación se financien con fondos procedentes de la obra social de la primera entidad financiera de la provincia.

La demanda de los empresarios fue bien acogida, en principio, por la entidad financiera. Armado Sala, vicepresidente tercero de la CAM, dijo que la caja ya invierte en proyectos de I+D, 'sobre todo a través de convenios con las universidades valencianas'. 'Pero la entidad está dipuesta a incrementar su inversión en este terreno con fondos procedentes de la obra social', añadió. A juicio del directivo de la CAM la obra social de la entidad tiene por objeto atender las carencias de la sociedad, 'y evoluciona en función de sus necesidades', precisó. Sala señaló que, estatutariamente, no es incompatible destinar recursos de la obra social a programas de investigación.

En la jornadas, organizadas por la recién creada Agencia Local de Desarrollo Económico y Social de Alicante, aparte de representantes de la Administración y de los empresarios, también participaron los secretarios generales de los sindicatos CC OO y UGT de L'Alacantí, José de la Casa y Javier Cabo, respectivamente. Ambos sindicalistas denunciaron el escaso nivel de éxito de los cursos de formación ocupacional en la posterior inserción laboral de los trabajadores.

'Los cursos de formación ocupacional son un fracaso porque no cumplen con su fin último, es decir, la ocupación de los trabajadores', dijo Cabo. Para el dirigente de UGT, es necesario crear un 'observatorio fiable' sobre la formación ocupacional. 'Tenemos que saber cuáles son realmente las necesidades del mercado laboral a la hora de programar estos cursos', dijo.

Cabo aseguró que una de las causas del fracaso de este apartado de la formación profesional es el organismo encargado de su gestión, 'el Inem, que sólo controla el 15% de las contrataciones que se realizan', precisó. El secretario de CC OO secundó los planteamientos de Cabo y, además, incidió en que el fracaso de la formación es más agudo en el caso de los cursos dirigidos a personas con problemas específicos de inserción laboral.

Alternativas a la fusión

Las jornadas sobre empleo celebradas ayer en Alicante contaron con un ponente de renombre: Luis Gámir, ex ministro con la extinta UCD y, en la actualidad, presidente del Consejo Consultivo de Privatizaciones. Gámir no pudo eludir el tema estrella de la economía valenciana, la hipotética fusión entre la CAM y Bancaixa, aunque sin pronunciarse con rotundidad: 'La fusión no es la única alternativa', dijo. 'Las cajas de ahorros pueden especializarse y sin fusionarse con otras entidades alcanzar índices de rentabilidad adecuados', añadió. Las jornadas también contaron con la presencia del consejero de Economía Vicente Rambla, quien anunció la inmediata aprobación del reglamento del Servicio Valenciano de Empleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de febrero de 2001

Más información