LA OFENSIVA TERRORISTA

Txapote participó en 12 asesinatos en sus 4 años en el 'comando Donosti'

García Gaztelu empezó lanzando bombas incendiarias contra un concesionario de coches de Galdakao (Vizcaya), donde vivía, motivo por el que fue detenido cuando tenía 20 años. Logró salir a la calle en 1991 y huyó de España. Los responsables de la lucha antiterrorista recuperaron su pista en 1994, cuando supuestamente formó un nuevo comando Donosti con Juan Ramón Carasatorre y Valentín Lasarte. Éste último declaró al ser detenido que Txapote fue quien asesinó personalmente a Alfonso Morcillo, miembro de la Policía Municipal de San Sebastián, el 15 de diciembre de 1994.

El mismo comando asesinó posteriormente al concejal del PP Gregorio Ordóñez, en enero de 1995; al brigada del Ejército Mariano de Juan Santamaría, y al inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía Enrique Nieto. La agencia Vasco Press asegura que tras un accidentado atentado con bomba perpetrado el 17 de agosto de 1995 contra la casa cuartel de Arnedo (La Rioja), donde estuvieron a punto de ser detenidos, los tres activistas huyeron a Francia.

Más información

Txapote regresó a Guipúzcoa con Lasarte e Irantzu Gallastegui en 1996 para matar al abogado socialista Fernando Múgica, con ayuda de José Luis Geresta Múgica, ya fallecido. Lasarte fue detenido en marzo de 1996, pero García Gaztelu y Gallastegui se quedaron en Guipúzcoa para crear lo que desde entonces el Minsterio del Interior denomina 'el complejo Donosti', un entramado de activistas y refugios que ayer demostró con el atentado de Martutene que sigue a pleno rendimiento.

El comando Donosti integrado por Gaztelu, Gallastegui y Geresta realizó en 1997 y 1998 una ofensiva contra los miembros del PP. Estos tres activistas, presuntamente, fueron los autores del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, en julio de 1997; del asesinato de José Luis Caso, concejal del PP en Rentería, en diciembre de 1997; del de José Ignacio Iruretagoyena, edil de Zarautz, en enero siguiente, y del asesinato de Manuel Zamarreño, en junio de 1998, la última víctima mortal antes de que la banda declarara la tregua en septiembre. La policía sospecha que también participaron en el asesinato del vendedor de bicicletas Eugenio Olaciregui, cometido el 30 de enero de 1997, y del empresario Isidro Usabiaga, perpetrado el 26 de julio de 1996 en Ordizia con la misma pistola uilizada el 12 de febrero siguiente para asesinar al industrial Patxi Arratibel en Tolosa. En 1999 ascendió a la jefatura militar y desde allí ordenó a los comandos que atentaran sin parar: desde enero de 2000 a ayer han perpetrado 54 atentados, muchos de ellos fallidos, con 26 muertos y más de medio centenar de heridos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de febrero de 2001.

Lo más visto en...

Top 50