Incautadas cinco toneladas de cocaína en en alta mar, el segundo alijo más importante de Europa

El alijo de cocaína, que el Departamento de Aduanas cifra en más de 5.000 kilos, aunque aún no ha sido pesado, fue interceptado sobre las cuatro de la madrugada de ayer, cuando el buque de Aduanas Petrel abordó a unas 350 millas al oeste de las islas Canarias al barco pesquero Abrente. Según el director del Departamento, Javier Goizueta, el abordaje fue 'difícil, debido a la mala mar y a la resistencia de los tripulantes, de tal forma que uno de los funcionarios cayó al agua, aunque resultó ileso'.

Los marineros del Abrente, al advertir la presencia del Petrel, trataron de arrojar la droga al mar. Para facilitar la tarea, los fardos estaban atados a un cabo, amarrado a su vez a un ancla, que arrojaron por la borda. Sin embargo, los funcionarios de Aduanas consiguieron alcanzar la cuerda y atarla a un sistema de flotadores, lo que permitió recuperar la cocaína.

Más información

Tras poner a salvo el alijo se produjo el abordaje y la detención de los ocho tripulantes del Abrente, todos gallegos. La operación se completó con la detención en tierra de otras cinco personas, también gallegas, así como con diversos registros domiciliarios y de varias empresas.

Entre los detenidos en tierra se encuentran los considerados jefes de la red, José Manuel Padín Gestoso, alias Manolo el Catalán, que ya fue detenido y condenado a nueve años de cárcel por la Operación Nécora, y el ex futbolista Joaquín Agra, alias el Panarro. La droga se encuentra ahora a bordo del Petrel, que llegará a Las Palmas en los próximos días.

La operación, supervisada por el juez de instrucción número 1 de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra), comenzó en febrero de 2000, cuando la Agencia Tributaria empezó a investigar la posible existencia de una red de narcotráfico que operaba en varias localidades de A Coruña y Pontevedra. Las investigaciones se centraron en el barco pesquero Abrente, dedicado aparentemente a la captura de túnidos y que recalaba periódicamente en Las Palmas y en Camariñas (A Coruña). El pasado mes de enero se tuvo constancia de que el barco partía de este puerto gallego para transbordar en un punto del Atlántico Sur un alijo importante de cocaína. Tras el transbordo, el barco puso rumbo a la Península, momento en que fue interceptado.

Este alijo, que si se confirma la cantidad es el segundo mayor interceptado en Europa, supondría en la calle, según Goizueta, unos 500 millones de dosis y más de 50.000 millones de pesetas. El mayor alijo, de unas 15 toneladas, fue interceptado por la policía española en julio de 1999 en otro barco a 900 millas de Canarias y los implicados eran asimismo capos gallegos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 19 de febrero de 2001.

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50