Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LUTO EN EL FÚTBOL ESPAÑOL

Aceleración del proceso electoral

El fallecimiento del presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Antonio Baró, acelerará el proceso electoral en dicho organismo para suplir su vacante. Baró tenía pensado convocar elecciones para dentro de dos meses, cuando expiraba su mandato, que se inició en febrero de 1997.

Según recogen los reglamentos de la LFP, se creará de inmediato una Comisión Electoral, que deberá reunirse dentro de los tres días siguientes a la producción de la vacante. Esta comisión estará formada 'por cinco miembros, de los cuales dos representarán a las Sociedades Anónimas Deportivas o Clubes más antiguos de Primera División, uno a la Sociedad Anónima Deportiva o Club más antiguo de Segunda División, uno al representante de la Sociedad Anónima Deportiva o Club más moderno de Primera División y uno al representante de la Sociedad Anónima Deportiva o Club más moderno de Segunda'.

Otro dato que se destaca en el reglamento es que el actual secretario general de la Liga, Pedro Tomás, actuará como secretario de la comisión. El artículo 2 reseña que 'la Comisión Electoral se reunirá dentro de los tres días siguientes a la fecha en que se produjera la vacante, y procederá a convocar las elecciones, las cuales tendrán en todo caso una duración inferior a 45 días'.

Entre los posibles candidatos a la presidencia de la LFP están su actual secretario general, Pedro Tomás; el ex secretario de Estado para el Deporte Rafael Cortés Elvira; el secretario general de la Federación Española de Fútbol, Gerardo González, y Txomin Guzmán, vicepresidente del Athletic de Bilbao.

Cualquiera de las candidaturas que se presenten tendrán que contar con el aval del 25% de los miembros de pleno derecho de la Asamblea de la Liga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de febrero de 2001