Fotonoticia:

El testimonio de la inmolación en Tiananmen

El Gobierno chino culpó ayer a Li Hongzhi, líder de la secta Falun Gong -prohibida por las autoridades por creer que representa una amenaza para el Partido Comunista-, de haber inducido al suicido a sus miembros con fines políticos. La fotografía, tomada de la televisión estatal China CCTV, muestra a un hombre identificado por el Gobierno como un seguidor de la secta, sentado en la plaza pekinesa de Tiananmen tras prenderse fuego a sí mismo en un intento fallido de suicidio.

Más información

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de enero de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50