Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huelga de hambre de 200 inmigrantes en Melilla para evitar su expulsión

Unos 200 inmigrantes argelinos, paquistaníes y rumanos, entre ellos 13 menores, mantienen desde el miércoles una huelga de hambre y duermen a la intemperie en Melilla para reclamar a las autoridades que no se les expulse de territorio español. Los extranjeros, sobre los que pesa una orden de expulsión, se encuentran en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de la ciudad autónoma y en chabolas construidas en las inmediaciones. Miembros de ONG intentan convencer a los padres de los 13 niños, que también serán expulsados, de que los alimenten y los lleven a dormir al CETI, pero pocos han accedido.

Por su parte, el delegado del Gobierno en la ciudad autónoma, Arturo Esteban, propuso a los 513 argelinos que permanecen en Melilla que regresen a su país voluntariamente y a cambio la Administración, en colaboración con ONG, les buscará empleo para que vuelvan regularizados a España en 15 días. Esta oferta, similar a la que hizo el Ejecutivo a los ecuatorianos de Lorca (Murcia), fue calificada por Esteban de 'oportunidad única' y 'sin alternativas', ya que todos serán expulsados de forma paulatina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de enero de 2001