Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las policías de España y Francia desarticulan la banda de atracadores "más peligrosa de Europa"

Armados, peligrosos y amantes de la buena vida. Así eran los ocho miembros de la banda de atracadores "más peligrosa y profesional" de Europa, desarticulada en España y Francia entre el miércoles y el jueves tras su última acción: el atraco en París de dos furgones blindados el martes. La policía considera que este grupo, conocido en Interpol como el Dream Team, es el autor del asalto perpetrado en agosto de 1999 en Málaga, con un botín de 537 millones en dinero y joyas, y del atraco de un avión que acababa de aterrizar en Perpiñán. Desde 1996 han robado 2.700 millones. Que se sepa.

MÁS INFORMACIÓN

Un arsenal

"Eran de película. Planificaban minuciosamente sus acciones, cronometradas y sincronizadas, y las ejecutaban como una acción militar de comandos", aseguraban ayer fuentes de la investigación que, en el fondo, no podían ocultar cierto grado de admiración ante el modo de actuar del grupo. "Si algo se apartaba del plan que habían trazado, abortaban el asalto y se retiraban, estuviesen las cosas como estuviesen; así tenían garantías de que no los cogiesen".Pero algo debió salirles mal el martes pasado en París. El Dream Team había preparado el atraco y lo estaba ejecutando como de costumbre: un camión o un gran todoterreno interceptando la marcha de los furgones, hombres fuertemente armados disparando desde lugares estratégicos contra los guardas de seguridad y, sobre todo, muchos tiros y explosivos para reventar los blindajes o los depósitos de seguridad que asaltaban. Uno de los dos furgones logró escapar pero el segundo voló por los aires. La banda se apoderó de 38 millones de francos (800 millones de pesetas) y desapareció.

Este asalto llevó a la Policía Nacional de Francia (Prefectura de París y la Oficina Central Antibandidismo) a dar la alerta al Cuerpo Nacional de Policía Español. "Ellos sabían que teníamos controlada en España a parte de la banda, incluido su jefe, desde hacía un año y medio, incluso antes del atraco de Málaga, pero no habíamos reunido pruebas suficientes contra ellos", asegura la citada fuente, que precisa: "Teníamos pruebas contra alguno, pero si detienes a uno, los demás vuelan; hay que cogerlos a todos a la vez". La policía francesa detuvo entre el miércoles y el jueves en el sur de París a Jean Jacques N.; Bruno C.; Karím M.; Daniel M., y Robert M. Todos ellos pasan de los 40 años y mayoritariamente son ex militares, ex paracaidistas o "gente muy bragada en la delincuencia pero con preparación militar".

El armamento encontrado en los registros de sus viviendas da una idea de la capacidad y peligrosidad del grupo: 20 subfusiles ametralladores, 20 pistolas, 12 granadas, un lanzagranadas, 1,5 kilos de explosivo plástico, 100 kilos de munición de diversos calibres, 100 detonadores, aparatos de comunicación y vigilancia y 16,5 millones de francos franceses (unos 415 millones de pesetas).Los agentes españoles se pusieron en marcha el jueves por la noche. El jefe de la organización, Daniel Bellanger, de 43 años, cayó en Sitges (Barcelona), mientras en la capital catalana eran detenidos Cristian O., de 45 años, y Eduardo C. P., de 38, el único español del grupo. "Vivían aquí a todo tren, uno de ellos incluso con su mujer y sus hijos en Sitges; otro en una zona buena de Barcelona, junto al Turopark, y otro vivía en hoteles de lujo", aseguran fuentes de la investigación. "Incluso alternaban con la alta sociedad y personajes famosos sin levantar sospechas", aseguraba ayer en una nota la Dirección General de la Policía.

El alto rendimiento de sus atracos se lo permitía. La acción más espectacular que se les atribuye es el asalto a un avión Airbus de la compañía Aire Europe que acababa de aterrizar en Perpiñán, el 13 de agosto de 1996. En cuatro minutos detuvieron el avión, abrieron la bodega y se llevaron 175 millones de pesetas sin dejar rastro. Antes de acabar el año dieron dos golpes más, con un botín total de 28 millones de francos (700 millones de pesetas). La pista en Francia se pierde en enero de 1998, tras otros cuatro asaltos en los que lograron más de 1.000 millones de pesetas.

Pero su modo de actuar fue perceptible en el milimétrico atraco que perpetraron en el aeropuerto de Málaga haciéndose pasar por italianos. A las 8.10, cinco encapuchados llegaron a la terminal de carga, donde unos vigilantes de la empresa Ausysegur facturaban hacia Francfort y Zúrich 11 sacas con 500 millones de pesetas y 37 más en diamantes. En cuatro minutos desarmaron a tres vigilantes, cogieron las sacas y hasta hoy.

El Dream Team había cimentado su fama de atracadores de película copiando, precisamente, el modo de actuar de filmes como Heat y Ronin, ambas con Robert de Niro como protagonista. "De hecho, durante los atracos los miembros de la banda utilizaban los nombres empleados por los atracadores de Heat y todos poseían Audi A-8, como en Ronin", dice la nota. Las fuentes consultadas añaden que los coches eran blindados y con tracción total. Ahora, según la policía, se han encontrado documentos y objetos que les vinculan con los atracos en España y Francia.

El Dream Team cometía sus asaltos en 5 minutos

El Dream Team calculaba al detalle cada uno de sus atracos de forma que todo estuviera acabado en un máximo de cinco minutos. Ése fue el tiempo que emplearon en el robo del aeropuerto de Málaga e incluso mejoraron su marca en el del Áirbus de Perpiñán, donde invirtieron cuatro minutos. Nunca dudaban en abrir fuego, pero lo evitaban si podían. El asalto del avión lo hicieron sin disparar un sólo tiro y, como siempre, encapuchados. Primero se colocaron en la pista con una pancarta que decía: "Paren los motores y abran la bodega". El capitán de la nave les complació e informó a sus 172 pasajeros: "Unos caballeros se interesan por lo que transportamos y, dado que van armados, les atenderemos". Pero su violento actuar les había causado bajas. En mayo de 1999, uno de sus miembros, Michel Crutel, murió a balazos al intentar robar un alijo de cientos de kilos de hachís en Algeciras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de diciembre de 2000

Más información