Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:PALOMA SAN BASILIOCANTANTE

"Mi público, como yo, viaja por distintas generaciones"

Paloma San Basilio sostiene que alguna de sus canciones forma parte de la banda sonora de la vida de muchas personas desde hace dos generaciones. Es así.Ocurre, por ejemplo, con aquel Café para dos. Paloma San Basilio interpreta un concierto esta noche en el Gran Teatro de Huelva, que la aguarda a rebosar.Pregunta. ¿Cómo va a ser ese concierto?.

Respuesta. Cierro en Huelva un ciclo de conciertos llamados Perlas. Hemos estado de gira por España y por Iberoamérica. Son canciones de mi propio equipaje musical.

P. ¿Cuál es la clave para sobrevivir durante tantos años en el mundo de la música?.

R. Reside, no en plantearme la supervivencia, sino en tener muy claro que eso es lo que te gusta hacer, lo que elegiste un día, cuando entraste en una aventura en la que nunca se sabe cuál es el futuro y cuál puede ser el resultado final. Sólo tienes amor, vocación, afición y deseo de comunicación con la gente. Se trata de ser lo más fiel posible a tí misma.

P. Dice el periodista Juan Cueto que siempre hay un momento al día en el que apetece escuchar un tema de Julio Iglesias. ¿Ocurre igual con las canciones de Paloma San Basilio?.

R. Hay mucha gente que quiere escuchar mis canciones. Otras no, porque naturalmente no se puede gustar a todo el mundo. Yo sé que mi público es ecléctico, como yo, que viaja por distintas generaciones, por distintos conceptos culturales y políticos. Yo persigo siempre la complicidad. Mis canciones sirven de compañía, de consuelo.

P. Hay quien defiende que una canción puede decir más cosas que un libro voluminoso. ¿Está de acuerdo?.

R. Yo soy una lectora empedernida, pero es alucinante lo que una canción consigue comunicar. Tú te hallas en un lugar del mundo y de pronto alguien canta y se puede establecer un grado de comunicación que difícilmente se da en otro arte. La música es como el agua: Se mete por todas partes.

P. De su repertorio, ¿cuál es su canción preferida?.

R. Eso es complicadísimo, no puedo responder.

P. ¿Qué recuerdos conserva de su experiencia en el teatro musical, en obras como Evita o El hombre de la Mancha?.

R. El teatro es una necesidad casi física. Incluso después de hacer giras, de estar tú en solitario frente a la gente, a pesar de que tienes un equipo fantástico que te apoya. El teatro para mí supone un aprendizaje, una especie de viaje hacia el interior. Llega el momento en el que ya no ves al público, sino un espacio infinito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de diciembre de 2000