Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FINAL DE LA COPA DAVIS El tenis español alcanza la cima

La Federación deja entrever que el G-4 se remodelará el próximo año

Las conversaciones para asegurar la renovación del G-4 la próxima temporada aún no se han iniciado. Sin embargo, Agustí Pujol, presidente de la Real Federación Española de Tenis, dejó entrever ayer que el grupo de cuatro capitanes del equipo español de la Copa Davis podría remodelarse."Nadie quiere hablar todavía de este tema, pero no vamos a postergarlo demasiado tiempo, puesto que en febrero España debe afrontar ya la primera eliminatoria ante Holanda", comentó Pujol. "Creo que vamos a sentarnos este próximo fin de semana en Madrid, aprovechando que se celebra el Masters nacional y estarán allí todos los capitanes".

El G-4 fue un proyecto para el año 2000, coincidiendo con que el sorteo abrió una gran posibilidad para ganar la Copa Davis: todas las eliminatorias se jugaron en casa y fue uno de los factores determinantes para ganar el título. La idea fundamental fue reunir a los entrenadores de los jugadores que, teóricamente, debían componer el equipo: Javier Duarte, Jordi Vilaró, Josep Perlas y Juan Avendaño (portavoz).

Sin embargo, la incorporación en el equipo de Juan Carlos Ferrero como jugador, evidentemente, estable, abre la posibilidad de reconvertir el G-4 en G-5 e incorporar a Antonio Martínez Cascales, técnico del jugador de Ontinyent. "Es una posibilidad", reconoció Pujol. "Pero no hay que especular con todo eso. Lo primero que debemos hacer es sentarnos a hablar. Tal vez alguno de los componentes del G-4 está cansado y no tiene ganas de seguir".

Inicialmente, la intención del G-4 es aceptar la oferta de continuidad para un año más, que les hizo la federación justo después de concluir la eliminatoria de semifinales contra Estados Unidos en Santander, el pasado mes de julio.

Por otra parte, Joan Anton Camuñas, Secretario de deportes de Cataluña, comentó ayer que las personas que abuchearon la alocución en catalán durante la ceremonia de entrega de premios, "son intolerantes y demostraron su absoluta ignorancia y desconocimiento de Cataluña y de la composión del equipo español".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de diciembre de 2000