Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Noguera tendrá que ratificar la portavocía en Valencia en una votación secreta auspiciada por Rafael Rubio

La portavoz municipal socialista en Valencia, Ana Noguera, tendrá que ratificar su cargo pasado mañana en una votación secreta auspiciada por el nuevo secretario general de la ciudad, el también edil Rafael Rubio.Noguera, que logró el puesto de candidata en las pasadas municipales tras competir en el proceso de primarias, ya puso su cargo a disposición del partido tras la elección de la nueva ejecutiva local que dirige Rafael Rubio. En esa primera reunión de la nueva ejecutiva, Ana Noguera fue ratificada en el puesto por la dirección que lidera su compañero de grupo municipal Rafael Rubio. En la primera reunión del grupo institucional de ediles socialistas celebrada tras la constitución de la nueva dirección del partido en la ciudad se volvió plantear el tema para que fuesen los concejales quienes ratificasen su confianza en la portavoz. En esa reunión, celebrada el pasado 1 de diciembre, se acordó posponer la decisión por la ausencia de dos de sus integrantes que estaban en un acto del PSPV en la ciudad de Alicante.

Sin embargo, el edil y nuevo secretario local del partido socialista, Rafael Rubio, propuso que la ratificación de la portavoz en el cargo se realizase por votación individual y secreta. La propuesta del nuevo secretario local del PSPV de plantear una votación secreta de los 11 ediles del grupo municipal -donde están representadas todas las sensibilidades del partido en la ciudad- ha abierto la puerta a la idea de debilitar a Ana Noguera en su puesto de portavoz municipal.

Una tentación que permite la votación secreta y que, en caso de confirmarse en forma de voto de castigo a Ana Noguera en la próxima reunión ordinaria del grupo municipal, desataría una crisis interna de magnitud incierta.

Fuentes del PSPV apuntaron ayer al secretario local Rafael Rubio como el primer interesado en reforzar su posición política mediante la debilitación de la portavoz socialista en Valencia. Otras fuentes señalaron que la crisis, de producirse, perjudicaría también al nuevo secretario local al no conseguir que el grupo de ediles al que pertenece acatase la decisión de la ejecutiva del PSPV en Valencia de ratificar a la portavoz. La tentación de abrir una crisis en el primer grupo institucional socialista municipal salpicaría, además, a la ejecutiva del PSPV donde el también edil José Luis Ábalos es vicesecretario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de diciembre de 2000