El ex comunista Iliescu barre en la segunda vuelta de las elecciones rumanas

El ex comunista Ion Iliescu derrotó ayer por una ventaja aplastante al ultraderechista Corneliu Vadim Tudor en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Rumania, según sondeos efectuados a pie de urna por el Instituto IMAS, con un margen de error del 2%. Iliescu, de 70 años, obtuvo el 70,2% de los votos, mientras que su contrincante recibió el 29,8%. Iliescu, que ya presidió Rumania entre 1990 y 1996, sustituirá al democristiano Emil Constantinescu.

El veterano político obtuvo una rotunda victoria dos semanas después de que su partido, Democracia Social, ganase las elecciones parlamentarias y obtuviese el 47% de los escaños del Parlamento. El candidato derrotado, de 51 años, es el líder del partido ultranacionalista Rumania Grande, segunda fuerza política del país, con casi una cuarta parte de los escaños. En una intervención ante la prensa tras conocerse los sondeos, Iliescu aseguró que la suya "es una victoria de la madurez y la responsabilidad del pueblo rumano" y "un mensaje político para el país y la opinión pública internacional".Durante la campaña, Iliescu prometió al electorado que su victoria propiciaría la entrada sin problemas de Rumania en la Unión Europea (UE) y afirmó que las posiciones xenófobas y racistas de su rival provocarían el aislamiento internacional del país. A medida que se acercaba la cita electoral, Iliescu se presentó a sí mismo como el gran defensor de la democracia, pese a que durante sus dos mandatos anteriores (1990-1992 y 1992-1996) se paralizaron las reformas que debían haber acercado a Rumania a la Europa comunitaria, objetivo del que también alejó al país el aumento de la corrupción y el nepotismo. Precisamente la lucha contra la corrupción y la defensa de la ley y el orden han sido los principales argumentos del ultraderechista Tudor durante la campaña.

Con 22,4 millones de habitantes, Rumania es el segundo país más poblado de los 12 aspirantes a ingresar en la UE, después de Polonia. También es el más pobre, con la mitad de su población bajo el umbral de pobreza fijado por los Quince.

Si los resultados finales oficiales, que se esperan para el martes o el miércoles, confirman su victoria, Iliescu presidirá Rumania durante los próximos cuatro años. Su triunfo, dijo, es "una señal de que los derechos y las libertades civiles conquistados en diciembre de 1989 [tras la caída del dictador Nicolae Ceaucescu] están bien defendidos". "En estos 11 años hemos cometido errores", reconoció el veterano político, quien dijo que su elección es un "rechazo al totalitarismo y a la xenofobia" y llamó a todo el pueblo "a la reconciliación nacional y a la unión para reconstruir el país".

Iliescu avanzó que el Gobierno que forme su partido "acelerará la reforma económica y social y el proceso de integración digna en la Unión Europea y en la OTAN". Iliescu expresó su esperanza de que el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional sean comprensivos con "la dramática situación" rumana y, a cambio, prometió "luchar contra la corrupción y la burocracia".

En cuanto a la presidencia anual de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que ejercerá Rumania a partir de enero de 2001, Iliescu garantizó que su país "defenderá los ideales de la democracia, la estabilidad y el respeto a los derechos humanos".

Tudor reaccionó con un discurso incendiario y afirmó que en los comicios ha habido "una victoria del ateísmo y del Anticristo". Para el político extremista, se ha tratado "del mayor fraude de la historia" rumana y para hacerlo veraz "esta noche, las sacas con las papeletas de voto serán robadas y reemplazadas" por otras. Tudor acusó a la Democracia Social de su rival de haber pagado el equivalente a 300 millones de pesetas para que se hicieran sondeos falsos y otras irregularidades. Tudor aseguró que presentará una denuncia ante el Tribunal Internacional de La Haya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 10 de diciembre de 2000.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50