Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo coordinador de IU promete integrar a todos los sectores en la futura dirección

Miguel Reneses fue elegido ayer nuevo coordinador general de IU-Madrid con el 53% de los votos emitidos por los 669 delegados que acudieron a la VI Asamblea de la federación (la segunda en importancia de la coalición de izquierdas, con 14.600 afiliados). Reneses, propuesto por el coordinador saliente, Ángel Pérez, y procedente de la anterior dirección, prometió que hará "los mayores esfuerzos" para integrar a las minorías críticas en la próxima ejecutiva.

Los delegados de IU-Madrid eligieron al 40% (55 miembros) del nuevo Consejo Político regional (máximo órgano entre asambleas), según un sistema proporcional que otorga a cada candidatura un número de puestos en la dirección proporcional a la cantidad de votos obtenidos. Después, fueron esas 55 personas, reunidas a puerta cerrada, quienes designaron al coordinador regional. El resto del consejo, hasta un total de 140 miembros, se completará con los representantes de cada agrupación municipal o de distrito, que deben ser nombrados antes de un mes. Será entonces cuando el coordinador proponga al consejo una presidencia y una ejecutiva, encargadas de dirigir la organización en el día a día.La votación de ayer arrojó los siguientes resultados: 346 votos, y, por tanto, 29 puestos en el consejo (el 53%) para la candidatura de Miguel Reneses; 137 votos y 11 miembros en el consejo (un 20%) para la lista de Fausto Fernández, alcalde de Rivas-Vaciamadrid; 129 papeletas a favor y también 11 puestos (20%) para la Plataforma de Izquierdas, encabezada por Susana López, y, por último, 43 votos y 4 miembros en el consejo (7%) para la candidatura de Francisco Pérez, coordinador del grupo municipal de Alcalá de Henares. Otros 14 delegados votaron en blanco y 12 se abstuvieron.

La oposición a la dirección saliente, dividida en tres listas alternativas a la de Reneses, obtiene así un 47% de la parte del Consejo Político elegida ayer. El nuevo coordinador prometió que hará los "mayores esfuerzos" para integrar a los críticos en la próxima ejecutiva, "siempre y cuando respeten las directrices políticas aprobadas" por la asamblea. Dichas directrices, recogidas en el documento programático de IU-Madrid, fueron rechazadas por el 30% de los delegados y tildadas por la Plataforma de Izquierdas de "deriva hacia el centro".

"El principal reto de IU-Madrid es contrastar permanentemente nuestro discurso político con la realidad de la calle, proponer una cultura alternativa y de gobierno sin escepticismos y sin lanzar mensajes catastrofistas a la ciudadanía", advirtió Reneses en su discurso. El nuevo líder de la coalición, hasta ayer responsable de economía en la dirección regional (en la que no estaba presente ninguna de las minorías de la federación), defendió el mantenimiento de los pactos municipales con el PSOE y centró sus principales objetivos para los próximos tres años en la lucha por el empleo de calidad, el mantenimiento de la sanidad pública, la igualdad de derechos para los inmigrantes y las políticas de cooperación y solidaridad.

Escisión en la mayoría

El triunfo de Reneses se produce a pesar de la escisión sufrida por la mayoría de la organización regional en los últimos meses, una división que ha hecho perder un considerable número de votos a los seguidores de Ángel Pérez. Al tradicional enfrentamiento político entre éste y la Plataforma de Izquierdas (que apoyó en la pasada asamblea federal a la ex diputada Ángeles Maestro, y que acusa a Pérez de olvidar el origen "antisistema" y "alternativo" de IU en favor de unos postulados más pragmáticos y socialdemócratas), se sumó hace cerca de un año el abandono de la dirección de una serie de militantes agrupados ahora en torno a Francisco Pérez y Luis Cabo. Más recientemente, los partidarios del candidato derrotado ayer, Fausto Fernández, varios de los cuales formaban parte de la dirección en nombre de las corrientes Espacio Alternativo y Tercera Vía, se desgajaron también de la mayoría. Este grupo no mantiene apenas diferencias políticas con el sector liderado ahora por Reneses, sino que se oponía sobre todo al "talante" y al "modo de hacer política" de Ángel Pérez. "IU-Madrid sufría un vacío de poder desde hacía tiempo", afirma Julio Setién, diputado regional y miembro de este grupo, que espera poder colaborar mejor con Reneses al frente de la dirección regional.

Acabar con las luchas internas

Desde todos los sectores se insiste en la necesidad de acabar con las luchas intestinas de la federación, que duran ya una década y que, según el nuevo coordinador general, están en la base del "batacazo" sufrido en las elecciones municipales y autonómicas de 1999. "Espero que ahora podamos trabajar de otra manera en el seno de IU. No hay que dramatizar el hecho de que haya varios grupos distintos en el consejo. Si no se excluye a nadie, eso es bueno porque cada uno aporta sus ideas", señaló Susana López después de conocer los resultados de la votación. "Debemos dejar de una vez nuestras peleas domésticas y ocuparnos de los problemas concretos de la gente", añadió Fausto Fernández.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de diciembre de 2000

Más información

  • Miguel Reneses, elegido con el 53% de los votos