Primera muerte relacionada con el brote de legionelosis de la Barceloneta

Los médicos del hospital del Mar de Barcelona han identificado la bacteria de la Legionella en las analíticas realizadas a un paciente que murió en este centro el lunes de la semana pasada. Ésta es la primera muerte relacionada con el brote de legionelosis de la Barceloneta, aunque los médicos creen que la bacteria no fue la única causa del fallecimiento del paciente, quien sufría una dolencia cardiovascular.

El fallecido, de 77 años y residente en el mismo barrio donde se declaró el brote, ingresó en el hospital el pasado 10 de noviembre afectado de una encefalopatía vascular y cardioesclerosis. El hombre murió tres días después sin que en un principio se relacionara su fallecimiento con el brote de legionelosis que estaba empezando a afectar a varios vecinos del barrio. Cuando se constató la existencia del brote infeccioso, los médicos del hospital del Mar procedieron a realizar análisis a todos los pacientes afectados de neumonías y otras dolencias para determinar si la Legionella era la causante de sus enfermedades. Este análisis, cuyo resultado se hizo público ayer, es el que ha permitido descubrir la presencia de la bacteria en el cuerpo del fallecido.Sin embargo, fuentes del Instituto Municipal de Salud Pública (IMSP) destacaron ayer que "aún no puede asegurarse con exactitud que la Legionella causase la muerte del paciente, puesto que éste ya sufría una grave enfermedad". Para determinarlo, los médicos están a la espera de los resultados de un segundo análisis clínico que no se conocerá hasta finales de esta semana.

Letalidad

El consejero de Sanidad, Eduard Rius, también se mostró prudente a la hora de vincular la muerte con el brote de legionelosis, aunque afirmó que "todo parece indicar que el caso forma parte del brote porque el hombre vivía en este barrio". La literatura médica sobre brotes comunitarios de legionelosis como el que afecta a la Barceloneta indica que la letalidad, es decir, la proporción de personas que fallecen, puede superar el 5%.

Con este nuevo caso, ya son 46 los afectados, cinco de los cuales permanecen en la unidad de cuidados intensivos con pronóstico grave. Uno de ellos ha experimentado una ligera mejoría durante los últimos días, pero aún no puede abandonar la UCI. En total, 31 personas permanecen ingresadas por el brote de legionelosis, 28 de ellas en el hospital del Mar y las otras en los hospitales de Can Ruti, Hospital de Barcelona, Clínico, hospital de Sant Llorenç de Viladecans y Sant Pau. Otro enfermo es atendido en Guadalajara. A lo largo de ayer tres de los pacientes del hospital del Mar recibieron el alta médica. Desde el pasado jueves no se ha producido ningún nuevo ingreso por Legionella.

El Ministerio de Sanidad y las autonomías acuerdan endurecer el control sobre las torres de refrigeración

La alarma social originada por los brotes de legionelosis detectados recientemente en la Barceloneta, Alcoy y Vigo motivó ayer que la Comisión Sectorial de Salud Pública, en la que están representadas todas las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, acordara por unanimidad la elaboración de una legislación marco que regule la revisión de las instalaciones de refrigeración para evitar la aparición de focos de Legionella. Esta bacteria se propaga especialmente a través del vapor de agua que desprenden las instalaciones de refrigeración y sistemas de riego por aspersión.El real decreto que recogerá la nueva normativa será aprobado a principios del próximo año y en él se establecerán las reglas sobre revisión y limpieza de torres de refrigeración, así como las sanciones que se impondrán por el incumplimiento de esta norma.

Los representantes de las comunidades autónomas reunidos en Madrid destacaron la importancia y necesidad de este marco legal común. Actualmente, las competencias de salud pública están transferidas a las comunidades autónomas, por lo que no existe una legislación única para toda España. Asimismo, los representantes de los gobiernos autonómicos señalaron la conveniencia de una norma conjunta que permita actuar de forma preventiva y no sólo cuando se produce una crisis.

El consejero de Sanidad, Eduard Rius, ya anunció la semana pasada que el Gobierno catalán aprobará en breve un decreto que obligará a los propietarios de sistemas de refrigeración a limpiar sus conductos regularmente y a censar las instalaciones. El Gobierno prevé que el texto pueda entrar en vigor a finales de este mismo año o a principios de 2001.

Las torres de refrigeración son las principales sospechosas de haber propagado el brote de legionelosis de la Barceloneta. En los últimos dos días, los técnicos del Ayuntamiento han revisado nueve instalaciones de aire acondicionado, entre las que se encuentran dos torres de refrigeración. En total, se han revisado 48 instalaciones con 21 torres. Asimismo se han recogido 85 muestras de agua de depósitos y fuentes de la Barceloneta y sus alrededores.

Pero la posibilidad de encontrar el foco es cada vez menor. Los técnicos de Medio Ambiente consideran que el foco infeccioso está inactivo desde principios de este mes, puesto que los últimos días, la aparición de nuevos casos de neumonía por legionelosis se ha ido espaciando. La hipótesis del Ayuntamiento y del Departamento de Sanidad es que el foco sólo estuvo activo los últimos días de octubre y en los primeros del mes de noviembre. La mayor parte de los casos de neumonía por Legionella fueron diagnosticados entre los días 12 y 14 de noviembre y se considera que el periodo de incubación de la bacteria es de entre seis y 12 días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de noviembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50