Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Discotecas de gente bien

Mi carta va dirigida a varias discotecas en Madrid en las cuales se supone que solamente puedan entrar gente famosilla y que posiblemente no pague ni la entrada ni la copa. Y tú, que vas con tus amigas, con tu dinero, el cual ganas trabajando honradamente -en mi caso, tengo estudios de magisterio-, vestida normal, te encuentras que te dicen que está reservada y que no puedes entrar. Es indignante que te hagan pasar vergüenza en la entrada de una discoteca por el hecho de que no entras dentro de sus cánones. Ya sé que este tema no es tan importante como otros que están ocurriendo diariamente, pero es que no sé dónde debo dirigirme para explicar la rabia que se siente ante estos hechos. Saludos. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de noviembre de 2000