Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

TV-3 estrena 'Dóna'm una pista', un concurso de baile con aspectos de 'reality show'

Alegría de vivir

Conjuntar el reality show con el concurso y las variedades. Ésta es la idea que subyace tras Dóna'm una pista, programa que TV-3 estrenará el próximo martes a las 21.20 horas con la presentación de la actriz Anna Barrachina. Con el baile como hilo conductor, el protagonismo del programa recaerá en las 12 parejas participantes, seleccionadas entre 300 aspirantes en un proceso en el que ha intervenido un equipo de psicólogos. A lo largo de 13 emisiones concebidas como eliminatorias, los concursantes tendrán que participar en numerosas pruebas de baile, mostrar su entorno cotidiano y conquistar a los espectadores y a un jurado de famosos que presenciará las grabaciones en el estudio. Unos y otros votarán por la pareja que quieren que se quede en el programa, con lo que la menos votada tendrá que abandonar. Los ganadores se llevarán un premio de 10 millones de pesetas.Con Dóna'm una pista, los responsables de TV-3 pretenden regresar al "entretenimiento de gran formato", según dijo Miquel Puig, director de la cadena autonómica, en la presentación del nuevo concurso. El nudo del programa tiene cierto parentesco con los concursos tipo Gran Hermano, aunque los participantes no tendrán que encerrarse en ningún espacio reducido para forzar la convivencia. Por el contrario, sólo coincidirán en el estudio y en una escuela de baile, en la que prepararán las pruebas que tendrán que superar durante las grabaciones.

"Dóna'm una pista es un concurso en el que lo más importante no es que los concursantes bailen de forma académica, sino que comuniquen bien, que tengan feeling y que transmitan buen rollo", resumió el director del espacio, Oleguer Sarsanedas. El baile, continuó, representa "una metáfora de la vida, una manera de poner en práctica la alegría de vivir". Francesc Escribano, director de programas de TV-3, agregó que el nuevo espacio se dirige a un tipo de público más amplio que anteriores concursos de baile de la cadena, como Bojos pel ball: "Ahora se trata de observar a un grupo de gente que no sólo baila. Es un colectivo de personas en el que mucha gente se sentirá identificada". En opinión de Anna Barrachina ésta es su primera experiencia como presentadora de televisión. La que fuera Estrellita Verdiales en la popular obra Cegada de amor del grupo La Cubana aseguró que el de presentadora es "un oficio totalmente diferente del de actriz" y que tiene la sensación de estar participando en una "aventura".

En cuanto a la adscripción de Dóna'm una pista en la estela de Gran Hermano, Sarsanedas puntualizó: "Sí que seguimos a los concursantes en sus vidas, pero es que somos curiosos. Se trata de reflejar su personalidad, pero con modos". En este sentido, Puig añadió que "hay dos maneras" de seguir a las personas: "Una es hacerlo fuera de la vida real, llevando los acontecimientos al límite. La otra es seguirlos en su vida cotidiana, cosa que a TV-3 le gusta mucho y que ha dado fuerza a la identidad de la cadena".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de noviembre de 2000