Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Granada-Marraquech, vuelo fantasma

Quiero hablar de las esperas en los aeropuertos españoles. En este caso, del de Granada, y de los viajeros que en un viernes o un domingo cualquiera estén a la espera del vuelo regular Marrakech-Granada, y prevean hacerlo a través de la compañía Binter, o lo que es lo mismo, Iberia. Si este es o será vuestro caso, ya podéis ir anulando el vuelo y buscando otro, aunque sea vía Tombuctú, de lo contrario perderéis el día, la paciencia y quizás hasta los equipajes.Nuestra previsión era salir un domingo y volver el siguiente, ambos en horario de mediodía. En ambos casos llamamos a Iberia para confirmar el vuelo. Posteriormente (una hora antes), y también en ambos casos, se anuló, siendo éste un vuelo regular (y se lleva haciendo en el 90% de los vuelos desde su creación, según fuentes de la propia Iberia), lo que dio lugar a que en cada uno de los mencionados días se retrasara nuestra llegada unas 12 horas. 24 horas de espera, 24 horas perdidas.

Hemos puesto las respectivas reclamaciones, hemos perdido dos días de vacaciones y, a veces, incluso hemos perdido los nervios y, por supuesto, esperar recibir una indemnización. Es algo ilusorio. Es más, ¿cuánto cuesta un día de vacaciones?, ¿y la pérdida de una mañana en la medina de Marraquech?, ¿o bien la contemplación de un atardecer desde la plaza Jamaa el Fna?

Lo que no queremos es perder la oportunidad de dar a conocer el problema y es simple: el vuelo regular creado con el respaldo de la Cámara de Comercio de Granada y que tiene como fin unir las ciudades de Granada y Marraquech dos veces en semana es un engaño o un vuelo fantasma, si se prefiere.- Manuel Vallejo Romero. Almería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de octubre de 2000