Cartas al director
i

No veo diferencias

A propósito de la Tany, mujer que mató a su marido, estuvo encarcelada 18 meses, fue condenada y ahora numerosos grupos y asociaciones (preferentemente de mujeres) piden que no se ejecute la sentencia y tenga que volver a la cárcel a cumplir la condena.Yo me pregunto qué grandes diferencias puede haber entre el caso de esta mujer y el de los hombres que matan a sus parejas. ¿Por qué razón esta mujer despierta tanta solidaridad y los casos de los hombres sólo despiertan reprobación? ¿Dónde está la igualdad que dicen buscar todas esas asociaciones de mujeres? Resulta que si el asesinato lo comete un hombre, entonces pena de muerte; pero si lo comete una mujer, entonces, pobrecita, vamos a indultarla.

Y el resto de los mortales vemos pasar este y otros muchos casos de discriminación sin decir ni pío.

Y los medios de comunicación nos venden la película, sin ni siquiera entrever, ni mucho menos señalar, este otro aspecto del tema. Parece que hay miedo a expresar otra opinión que no sea la oficial del movimiento femenino. Y si acaso se expresa una opinión contraria, enseguida la tachan de machista, sin otro argumento, con el contenido peyorativo de la palabra, y como un insulto y para desprestigiar al que expresa esa opinión, y con ello, a la opinión misma.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 28 de octubre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50