La condenada no merece la cárcel, según sus ex vecinos

Los vecinos de Mejorada del Campo, donde vivían Teresa Moreno y el difunto Vicente Molina, se hallan en una situación difícil. Ninguno de ellos quiere denunciar públicamente los malos tratos que refiere Tany, y de los que apenas existe constancia documental por el miedo que tenía a las represalias. Pero hay más de uno que lo sabía. Varios antiguos vecinos de Vicente y Teresa discrepan de lo que dice Irene Maya de que todo sea "una invención de Tany". Sin dar su nombre, estas personas están con Tany. Dicen haber visto a Vicente en no pocas ocasiones "con un palo tras su mujer porque no le daba para cervezas y droga" el dinero que obtenía vendiendo bragas y sujetadores por las calles y casas de Mejorada. Afirman que la mujer había pensado en numerosas ocasiones abandonar el poblado, pero, "¿dónde se metía con seis hijos?". Recuerdan las marcas que llevaba en el rostro, los "arañazos y moratones de la paliza de la noche anterior". En algunas de esas casas tuvo que pedir refugio a menudo para evitar los golpes y, según esos vecinos, "no se merece la cárcel".

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 28 de octubre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50