_
_
_
_
LLUVIAS TORRENCIALES EN LA COSTA MEDITERRÁNEA

Consell y oposición polemizan por las medidas adoptadas durante el temporal

La resaca del temporal de lluvias de principios de esta semana ofreció ayer interpretaciones diametralmente opuestas acerca de la actuación de la Administración durante las lluvias. Mientras los grupos de la oposición criticaban al Consell por la "descoordinación" y por su "falta de iniciativa y de previsión", el presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, se mostró satisfecho, no sólo por la ausencia de víctimas mortales, sino por el buen funcionamiento de las infraestructuras puestas en marcha desde la llegada del PP al poder autonómico.

Tranquilidad y satisfacción fueron las palabras que subrayó ayer el presidente al evaluar el temporal. Zaplana destacó que la inversión en infraestructuras del Consell ha funcionado bien y manifestó su satisfacción por la ausencia de víctimas humanas. "Son momentos difíciles, pero se han resuelto con satisfacción. Creo que las infraestructuras que se han venido realizando se han portado francamente bien, pero tenemos que seguir trabajando", añadió. En cualquier caso, el presidente insistió en que las infraestructuras "han paliado los daños materiales y por qué no pensarlo, también los personales". Zaplana aseguró que el Consell intentará "compensar y reparar" los daños en las infraestructuras y recordó que de esto se encargará el decreto que presentó el martes la portavoz.Zaplana también se refirió al "innegable" efecto beneficioso de las precipitaciones. "Estábamos en una situación de sequía bastante alarmante que se ha corregido". Además, añadió, y aunque todavía no hay datos definitivos, el incremento de las reservas "ha sido de gran importancia".

Pero la oposición no lo vio todo tan bonito. Así, Joaquim Puig, portavoz del Grupo Socialista-Progresistas en las Cortes y alcalde de Morella, una de las localidades donde más agua ha caído, señaló que durante el temporal el Consell "ha ido siempre por detrás, no ha llevado la iniciativa". Puig denunció que, a pesar del triunfalismo del Consell acerca de que "la situación estaba controlada y la planificación funcionaba de manera totalmente correcta", a la hora de la verdad "no ha sido así". Y destacó en este sentido que el Consell no contactó en ningún momento con los alcaldes de las poblaciones más afectadas de Els Ports, como es el caso de Morella. Puig añadió que si no se han registrado sucesos mayores ha sido gracias a la actuación "prudente y coherente" de los ciudadanos y los ayuntamientos. Los socialistas presentaron ayer mismo una propuesta para que las Cortes insten al Consell a aprobar medidas de ayuda para paliar los daños, cosa que, en su opinión, debería haber hecho el mismo martes.

Por su parte, los portavoces de Esquerra Unida, Joan Ribó y Joan Antoni Oltra, denunciaron la "descoordinación" y la "incapacidad" del Consell para detectar posibles problemas durante el temporal.

El portavoz del Grupo Popular, Alejandro Font de Mora, salió al paso de estas críticas, destacó que el Consell ha reaccionado combinando "rapidez y realismo" y lamentó que los socialistas "culpen al Gobierno hasta de las lluvias torrenciales".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_