Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL Liga de Campeones

"Ya soy parte de la familia madridista" Figo confiesa que la "experiencia" del Camp Nou lo distancia para siempre del Barcelona

Tras pasar por el fuego purificador del Camp Nou, Luis Figo declaró ayer que ya se siente "parte de la familia madridista". Los insultos y el lanzamiento masivo de objetos a que fue sometido por la afición del Barça -la misma que le idolatraba hace cuatro meses- en su regreso al Camp Nou han marcado su carrera en dirección madridista, según el portugués. Ayer Figo expuso con tono afectado, pero de buen humor, un discurso de tono político. "Lo del Nou Camp (sic) ha sido una experiencia muy rica en mi carrera deportiva, en todos los sentidos. Después de eso tengo mucha más fuerza para seguir trabajando y triunfar aquí", afirmó como desenganchándose para siempre de un sentimiento del que hasta ahora se había resistido a renegar. La prueba fue el célebre "soy portugués" cuando le preguntaron si se sentía madridista o culé.Su opinión ha cambiado. Y ayer, cuando se le revisó la pregunta, Figo fue tajante: "Ya soy parte de la familia madridista. Estoy conociendo al club y aprendiendo cada día un poco más y voy a intentar ayudar a que éste sea un club ganador. Tengo más fuerza y más ganas que nunca de conseguir títulos". Después del tratamiento agresivo que sufrió en el Camp Nou, el extremo dijo que no quiere que el público del Bernabéu practique ningún gesto de desagravio: "Yo lo que pretendo es que ese partido se olvide. Lo pasado pasado está. No quiero que haya un movimiento nacional de atención permanente a esto. El último sentimiento que quiero que tenga la gente hacia mí es pena".

Figo, tal vez para disculparse por su reacción violenta ante la prensa del día anterior, explicó con ironía que no se siente muy a gusto en el papel de celebridad permanente: "Me preocupa aparecer todos los días en los medios porque a este paso dentro de tres meses no voy a vender".

Pero lo cierto es que ayer -un día después de dar portazo a la prensa- salió a la palestra en un golpe teatral perfecto. Cuando nadie le esperaba. Ante la prensa española y la portuguesa que acompañaba al Sporting, Luis Figo soltó un discurso medido como un disparo de respuesta al barcelonismo. Y de despedida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de octubre de 2000