Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Televisión Española aprovecha la audiencia que pierde Antena 3

Las televisiones amenazan con intercambiarse los puestos de audiencia. La inalterable situación que mantuvo tres años a TVE en cabeza, con Antena 3 pisándole los talones y a distancia de Tele 5, se quebró ya en abril con la llegada de Gran Hermano, pero volvió con el verano. Ahora, el fracaso de los estrenos de Antena 3 (20,7%) la ha desplazado al tercer lugar en lo que va de mes. Su público pasa a engrosar las cifras de TVE-1 (25,4%), mientras Tele 5 conserva el nivel de octubre de 1999 (21,6%).

MÁS INFORMACIÓN

Tele 5 no sobresale

Hasta el momento ninguna televisión había apuntado tan mal con sus estrenos como le está ocurriendo esta temporada a Antena 3. De seis programas nuevos para el horario estelar, sólo uno ha conseguido una audiencia que se pueda considerar buena: la serie de los domingos, Un chupete para ella (21,5% de cuota media de pantalla), aunque cada entrega ha ido perdiendo público. La cadena privada ha tenido escaso éxito con los formatos argentinos -El rayo (15,1%), Fugitivos en la ciudad (15,4%), Trip (11,7%) y Showmatch (19,9%)- y también con El bus, aunque la edición de los lunes tiene una media de 23,4% de cuota de pantalla, lo que puede considerarse una cifra más que aceptable. Lo que ocurre es que este espacio se creó con la expectativa de que diera un vuelco de audiencia que nunca llegó. Quizás lo peor es que ninguno de los programas anteriores ha ido mejorando con las entregas, sino que van perdiendo público.

A estas alturas uno podría pensar que los directivos de Tele 5 estan frotándose las manos por la mala situación de su competidora directa. Pero es que a esta otra cadena privada no le va mucho mejor. Si se encuentra en el segundo puesto de la audiencia es de carambola. Porque a Tele 5 no le han funcionado mejor sus estrenos. De tres nuevos espacios, ninguno ha resultado boyante. El concurso Supervivientes, en su baile de días, ha registrado una cuota media del 20,7%. Tampoco ha gustado el espacio que le sigue en la noche del domingo: El anfitrión, de Boris Izaguirre, se queda en un 16,6%. Y la gran apuesta de ficción de esta temporada, la serie de Globomedia El grupo se lleva un 16,1%.

Como la cadena no controla más que en las noches de cine el horario estelar (y en función del título), su cuota general se hunde, porque salvo la mañana y la madrugada sus programas no sobresalen en el resto de franjas del día. Directivos de Tele 5 reconocen en privado que la situación de la cadena podría empeorar con un mínimo esfuerzo de Antena 3. Así que es Televisión Española la que recoge los frutos. Aupada por el fútbol y el cine, la cadena pública se encuentra con que sus competidoras han perdido fuelle. Además, aunque Tele 5 quisiera competir con sus mismas armas apenas le quedan estrenos de cine para plantearse un asalto al primer puesto de la audiencia de las televisiones, ya que utilizó gran parte de ellos (El pacificador, Starship Troopers, La teniente O'Neil...) para impedir que El bus se adelantara.

La cadena pública ha tenido con sus estrenos ocasiones para el champán -Audacia obtuvo un 32% de cuota de pantalla en su estreno del pasado jueves-, para la sonrisa (El burladero se estrenó con un impecable 22,1%), pero también para, al menos, plantearse algunos cambios: la serie La ley y la vida cae en picado con cada entrega y su media está en el 18,8% de cuota, mientras que el programa de reportajes Qué ocurrió se queda en un 11,8%. Por lo demás, a Televisión Española le ha funcionado el mantenerse en lo de siempre, mientras sus competidoras se batían por un tipo de público diferente al suyo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de octubre de 2000

Más información

  • Tele 5 mantiene en octubre la cuota de 1999