Calderón tacha a la dirección andalucista de "inmovilista" y "degenerada"

La candidata a la secretaría general del Partido Andalucista (PA) por la corriente crítica Mayoría por el Cambio, María del Mar Calderón, criticó ayer en Córdoba que "el inmovilismo oficial" de la dirección nacional de su partido que, según dijo, "está más degenerada que nunca" porque adopta posturas antidemocráticas en el periodo precongresual de este partido. Calderón añadió que las bases del Partido Andalucista se han visto sorprendidas por el hecho de que el presidente de la formación, Alejandro Rojas-Marcos, haya negado el derecho elemental del voto secreto en los procesos abiertos en las agrupaciones andalucistas para la elección de los delegados. Según Calderón, esta decisión de Rojas-Marcos se debe a que "necesita ver las caras para saber si tiene que seguir alimentándolas o no".

La candidata indicó que su corriente ha impugnado varias de las asambleas celebradas, como por ejemplo la de Málaga, "por no leerse antes el censo, por no constatarse la identidad de las personas que votaban a los delegados y por negarse el voto secreto y la obligación de hacerlo a mano alzada".

Por su parte, el secretario del PA de Córdoba, Pedro Rodríguez Rovi, dijo que su agrupación "ha sido una de las más castigadas por la actitud de la dirección" del partido, "que se ha cebado con nosotros con decisiones absolutamente antidemocráticas, por no calificarlas de golpistas". Aseguró que en una ocasión, el secretario general del PA, Antonio Ortega, llegó a Córdoba "poco menos que a dar un golpe de estado al desautorizar las decisiones de las bases y de los órganos del partido".

Calderón, por otro lado, afirmó que los militantes andalucistas apuestan mayoritariamente porque la transición comience en el Partido Andalucista después de la etapa fundacional que han vivido. Indicó que su corriente ha designado a Pedro Rodríguez Rovi como candidato al consejo de dirección andalucista, que ahora mismo ocupa Alejando Rojas-Marcos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS