Los jueces levantan los precintos decretados por la Comunidad contra dos salas de bingo

Dos juzgados de lo Contencioso- administrativo de Madrid, el 12 y el 20, han ordenado que se levante la orden cautelar de clausura decretada el pasado septiembre por la Comunidad de Madrid contra dos bingos de la capital en los que supuestamente se cometieron irregularidades. Las salas estaban acusadas de contratar a figurantes, a quienes pagaban sueldos a diario para que jugaran cartones y entregaran después el dinero a la sala en caso de lograr premios.Los jueces, en sendos autos, han levantado los precintos de los elementos del juego, indicando que las sala afectadas (Pegaso, en Arturo Soria, 99, y Prince, en Príncipe de Vergara, ambas del grupo Ballesteros) pueden reiniciar su actividad hasta tanto entran en el fondo del asunto.

Los magistrados consideran que mantener el precinto de los bingos hasta dictar una sentencia definitiva sobre las supuestas irregularidades descubiertas puede ocasionar graves daños al negocio y a los trabajadores.

El precinto fue impuesto por la Dirección General de Atención al Ciudadano de la Comunidad de Madrid el pasado 15 de septiembre, si bien la misma Comunidad los dejó sin efecto 13 días después por entender que corrían peligro los puestos de más de 100 empleados.

Ginés López, responsable de la Dirección General de Atención al Ciudadano, recordó ayer que fue la propia Comunidad quien levantó el precinto de los bingos y dijo que ahora habrá que esperar a que los jueces se pronuncien sobre el fondo del asunto. Añadió que, paralelamente, se está tramitando un expediente sancionador contra estas salas, que estará concluido dentro de dos o tres meses.

El instructor de este expediente, agregó, puede proponer a la Comunidad que impongan o no sanción a estas salas. Si propusiese una multa o el cierre de los bingos y la Comunidad ratificase alguna de estas medidas, los dueños de las salas podrían acudir nuevamente a los juzgados de lo Contencioso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS