Tanda de ajustes

Los mercados de valores vivieron ayer una jornada de ajustes tras la caída del lunes. La recuperación del mercado Nasdaq al cierre de esa sesión fue uno de los factores que contribuyeron a dar tranquilidad a esta jornada, aunque los inversores estadounidenses volvieron a poner a prueba al mercado con una nueva andanada vendedora que hacía caer al Nasdaq el 3,43% en el momento del cierre.La Bolsa de Madrid recuperó el 1,06% gracias, sobre todo, a los grandes valores del mercado, en los que se concentró la mayoría del negocio. La contratación fue de 222.336 millones de pesetas, 1.336,26 millones de euros, de los que más del 80% correspondía a sólo 10 sociedades.

El único dato capaz de romper la tranquilidad de esta sesión fue el IPC de Alemania correspondiente al pasado mes de septiembre, con un incremento del 0,5% que sitúa la tasa interanual de inflación en el 2,5%. Este dato, esperado por los mercados, pasó inadvertido pero sirvió para justificar a posteriori la reciente subida de los tipos de interés por parte del BCE. Los inversores españoles esperan con impaciencia el dato del IPC propio, que se conocerá el próximo viernes y que muy posiblemente también justifique la premura con que el BCE decidió aumentar la presión monetaria el pasado jueves.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS