Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DECLIVE ESPAÑOL EN SYDNEY

España y Alemania son los países de la UE con mayor caída en el medallero olímpico

Una financiación al alza, un criterio selectivo sobre la participación y una programación deportiva específica son los argumentos que explican la mejora del rendimiento olímpico de países como Francia, Holanda o Reino Unido en Sydney. España, pionera en fórmulas como el ADO (programa de Ayuda al Deporte Olímpico) ha caminado en dirección contraria: menos financiación y mas participantes. El balance del ADO es contradictorio: sólo seis de los 11 medallistas españoles están financiados por él. El declive de España desde 1992 sólo es comparable al de Alemania.

Desarrollo escolar

Con once medallas de oro, diez de plata y siete de bronce, el Reino Unido demuestra que la inversión en deporte aporta frutos excelentes. España ya lo había comprobado en los Juegos de Barcelona 92, cuando pasó de las 4 medallas de Seúl 88 a 22 en la ciudad condal. El ADO explica la multiplicación: en Barcelona, el programa de ayuda olímpica recaudó 12.000 millones de pesetas, 8.500 de los cuales fueron destinados directamente a la preparación del equipo olímpico, que observó la mayor participación de la historia (447 atletas).Tomado como modelo para países europeos de nuestro entorno, el ADO, sin embargo, ha ido languideciendo: 8.500 millones en Atlanta 96 y 7.000 en Sydney 2000. Una financiación decreciente y un criterio de selección y participación disperso: restricción en Atlanta y eclosión en Sydney, con un cambio gubernamental de por medio. El resultado es que España es el país europeo, junto a Alemania -influida por la reunificación, que afecta a la financiación olímpica, y el desplome de los atletas de la ex RDA por el dopaje- que más ha descendido en el medallero desde Barcelona hasta Sydney: Alemania ha pasado de 82 medallas a 57 y España de 22 a 11. Además, sólo seis de las medallas logradas en Australia corresponden a deportistas con beca Ado. El resto de países de la Unión Europa han ascendido o se han mantenido -resulta espectacular el caso de Grecia, de 2 a 13 en ocho años.-

El Reino Unido ha explotado en Sydney. La mejor cosecha desde los Juegos de 1920, que sitúa al país en el décimo puesto de la clasificación mundial, tiene su origen en las libras que los británicos gastan en la lotería nacional, un sistema de financiación también adoptado en Holanda, informa Lourdes Gómez. Desde su fundación, en 1994, el deporte británico recibe 4,7 peniques de cada libra gastada que, en términos globales, se concreta en una inyección desde entonces de 1.600 millones de libras (más de 400.000 millones de pesetas). Paralelamente, el Tesoro aporta 50 millones de libras anuales, cantidad que se duplicará para el año 2003.

La victoria de Sydney se fundamenta en el World Class Performance Programme, enfocado desde 1997 en la élite del deporte británico. Desde entonces, 730 atletas en 24 modalidades deportivas se han beneficiado de estas becas por un importe total de 60 millones de libras (más de 16.000 millones de pesetas). El programa provee una media de 2,7 millones de pesetas a aquellos deportistas sin medios económicos para entrenar profesionalmente o sufragar el coste de sus respectivos entrenadores, equipos o prendas. El programa se finciancia con el 9% de los fondos que el deporte recibe de la lotería. Además, la Asociación Olímpica subvenciona viajes y estancias.

"El deporte británico ha estado durante años infradotado, pero la situación está cambiando y acabamos de ver las raíces de la recuperación", dijo en Sydney Simon Clegg, de la delegación británica.

La única medalla de oro británica en los Juegos de Atlanta 96 se ha multiplicado por once y podría volver a crecer en Atenas. Los fundamentos están en pie a través de las becas personales e inversiones en los llamados centros de excelencia, diez complejos deportivos, con sus complementarios institutos de investigación médica, que deberían inaugurarse en dos años. En España existen en la actualidad siete Centros de Alto Rendimiento.

Paralelamente, el ministerio de Cultura fomenta el desarrollo para 2003 de 150 colegios especializados en deporte. Para ese año, el Gobierno de Tony Blair ha prometido invertir 750 millones de libras (más de 200.000 millones de pesetas) en la promoción del deporte en las escuelas y comunidades del Reino Unido. En España, existe el debate sobre la reducción de horas escolares destinadas a la actividad deportiva.Hasta hace tres años no existía en Holanda un plan específico de ayuda para los atletas olímpicos, informa Sonia Robla. Los deportistas de alto nivel recibían únicamente un reembolso de los gastos del llamado Fondo para el Deporte de Alto nivel. A partir de el año pasado el fondo cuenta además con una partida de 5 millones de florines (unos 400 millones de pesetas) para financiar mensualmente a los deportistas que perciban menos del salario mínimo interprofesional. Aparte, el deporte se financiaba a través de las federaciones con cantidades fijas anuales provenientes del Ministerio de Salud y Deporte (unos 800 millones de pesetas anuales en los últimos cuatro años) y, del principal patrocinador, la Loteria Nacional (2.400 millones de pesetas). Coordinado por el Comité Olímpico Nacional, el llamado Performance Plan 2000, creado en 1997, ha contado con un presupuesto de cerca de 18.000 millones El ADO español ha reunido en los últimos 12 años, 28.000 millones de pesetas Los atletas holandeses parecen haber recompesado los esfuerzos de su Comité Olimpico: en Atlanta consiguieron 4 medallas de oro, 6 de plata y 10 de bronce; en Sydney han sido 12 los triunfos premiados con oro, 9 las de plata y 4 los bronces.

El deporte francés, informa Octavi Martí, no cuenta con un equivalente del ADO. Los atletas reciben ayudas de la federación a cambio de marcas y ciertos compromisos de competición. Pueden, eso sí, negociar con su imagen. Hace cuatro años Francia conquistó 37 medallas en Atlanta; y ahora regresa de Sydney con 38. Un buen resultado, aunque no ha calmado el malhumor con el atletismo: ni una sola medalla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de octubre de 2000

Más información

  • El Plan ADO, que ha perdido financiación, sólo aporta seis de los once metales conquistados en los Juegos