AUTOMOVILISMO Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1

Schumacher reina en Indianápolis

El alemán lidera el Mundial tras el abandono de Hakkinen, mientras Gené ficha por Prost

Gené cambia de equipo

El Gran Premio de Estados Unidos de F-1 no decepcionó. Hubo de todo: un circuito lleno (más de 250.000 espectadores), buenos adelantamientos, fases emocionantes, salidas de pista, trompos espectaculares y doblete de Ferrari. La victoria de Schumacher en Indianápolis, el circuito más histórico de EE UU, y el segundo puesto del brasileño Rubens Barrichello, suponen la primera victoria de Ferrari en EE UU desde 1979, cuando Gilles Villeneuve ganó en Long Beach. La tercera posición fue para el alemán Heinz-Harald Frentzen (Jordan). Mika Hakkinen (McLaren) abandonó con problemas mecánicos tras 15 vueltas, cuando acosaba el liderato de Schumacher.A falta de dos carreras para la conclusión del campeonato, el triunfo sitúa al piloto alemán en una situación reconfortante. Ahora, Schumacher pasa a liderar el Mundial de pilotos, con 88 puntos, y le lleva ocho al finlandés de McLaren Mika Hakkinen. Sin embargo, Schumacher podría ser campeón incluso con dos segundas posiciones y dos triunfos de Hakkinen. En este caso se produciría un empate a 100 puntos, que daría el triunfo al alemán por mayor número de victorias esta temporada (siete, contra cuatro de Hakkinen).

La carrera comenzó con una salida antirreglamentaria de David Coulthard. Sin embargo, cinco vueltas después, la decisión de los comisarios técnicos de sancionar al escocés con una parada de 10 segundos, situó la carrera en su verdadera dimensión: la pugna entre Schumacher y Hakkinen. El cambio de neumáticos de mojado a seco del finlandés permitió al alemán adquirir una diferencia de 46 segundos. Pero el duelo se igualó luego, cuando Schumacher pasó por boxes. Y ahí comenzó una remontada espectacular de Hakkinen, que llegó a estar a cinco segundos del primer Ferrari. Pero entonces, justo tras dar la vuelta rápida, aparecieron llamas en la parte trasera del Mercedes. Y ahí (vuelta 27ª) acabó la parte fundamental de la carrera. Después pudo verse una espectacular remontada de Barrichello hasta el segundo puesto y un intento desesperado de Villeneuve (BAR) por superar a Frentzen y subir al podio.

La carrera fue importante para el piloto español Marc Gené, no sólo porque concluyó en 12ª posición, sino porque se confirmó que la próxima temporada estará en el equipo Prost (al que equiparará Ferrari), junto al técnico catalán Joan Villadelprat. Pedro de la Rosa (Arrows) llegó a ir séptimo, pero abandonó con problemas en el cambio (vuelta 46ª).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de septiembre de 2000.

Lo más visto en...

Top 50