Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sardá apuesta por la continuidad porque no teme a la competencia

"Poco usar y tirar". Con este lema, que avanzó ayer Javier Sardá, vuelve Crónicas marcianas por cuarto año a la noche de Tele 5 el próximo lunes. Al programa regresarán los colaboradores habituales con algunas incorporaciones que incluyen a Ivonne Reyes y a Nacho Rodríguez, concursante de Gran Hermano. Pero, según dijo ayer Sardá, su espacio "no tendrá que demostrar nada, ni en contenidos ni en la línea de su producto".

"Cuando uno hace un programa está condenado a hacer el mejor que uno pueda hacer, da igual quién está al otro lado", dijo ayer Sardá, como respuesta a la pregunta de si siente alivio porque Jesús Vázquez haya sustituido a Pepe Navarro al frente del espacio nocturno de Antena 3, su más directo competidor. "Yo compito también con películas de Hollywood y con series que se han preparado durante muchos meses", apostilló. Por eso, dijo, una temporada más su espacio va a mantener "un sistema de trabajo que ha tenido éxito". Novedades las habrá de la mano de nuevos contertulios, algunos desconocidos, pero que "dentro de un año serán famosos". Ivonne Reyes participará en una charla sobre el sexo junto a dos sexólogas, y acompañará a Sardá en las entrevistas a famosos.

También habrá otras incorporaciones, como la de Nacho Rodríguez, de Gran Hermano; el actor Carles Flavià; la actriz Chiqui Martí; Coto Matamoros, y dos reporteros procedentes de Canal Sur, Fernando Ramos, y de la cadena SER, Manuel Acedo. Este último se encargará de una central de llamadas con la que el programa tratará de "llegar a ciertos límites", en palabras de Sardá. El espacio también ha adquirido una serie de vídeos que recogen anuncios de todo el mundo con componente erótico.

Junto a los habituales del programa, Mariano Mariano, el señor Galindo, Manel Fuentes y Rosario Pardo, Boris Izaguirre participará en Crónicas marcianas sólo una vez a la semana. Sobre la marcha de este último para hacer su propio espacio, Sardá manifestó que puede "servir de refresco". "La llegada de Boris Izaguirre se convertirá en un acontecimiento, más que si estuviera todos los días", agregó.

Siempre beligerante con quienes opinan que Crónicas marcianas es un producto de telebasura, Javier Sardá dijo ayer que no se debe "confundir lo bueno con lo que nos gusta". Y añadió: "Crónicas marcianas, en el contexto de la televisión actual de este país, es un producto técnicamente bueno".

Confirmó además que su espacio nocturno continuará a la búsqueda de la polémica en todo tipo de cuestiones. "No hay que esconderse", dijo. "Polémica es una palabra fantástica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de septiembre de 2000

Más información

  • Ivonne Reyes estará en 'Crónicas marcianas'