Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los gasolineros cerrarán si hay un acuerdo con las cooperativas

Los propietarios de las 6.000 estaciones de servicio que no pertenecen directamente a las compañías petroleras cerrarán sus estableciemientos en señal de protesta si el Gobierno permite a las cooperativas agrícolas suministrar carburantes a terceros, uno de los puntos de la negociación entre la Administración y los agricultores para abaratar el precio de los combustibles. Según la Confederación Española de Estaciones de Servicio, primero habrá un cierre de aviso de tres días, aunque todavía no se ha decidido la fecha. Después, los paros serán indefinidos. La última propuesta presentada ayer a las cooperativas autoriza a estas asociaciones a vender únicamente gasóleo B, el más utilizado en el sector agrícola. Los gasolineros desaprueban la posibilidad de que las cooperativas vendan carburante, de cualquier tipo, a terceros porque disfrutan de ventajas fiscales y no cumplen "ninguno de los requisitos técnicos, administrativos y medioambientales" que la ley exige a las gasolineras, explicó ayer el presidente de los gasolineros, Roberto Sainz. A su juicio, se crearía una situación de "competencia desleal". La medida llevaría a la "ruina" a las gasolineras. "Nuestro acuerdo está respaldado el 90% de las estaciones de servicio que hay en España, ya que sólo se mantendrían abiertas las que explotan directamente las petroleras", dijo.

Por contra, la Confederación de Cooperativas Agrarias Españolas afirmó, en un comunicado, que "cumplen todos los requisitos para distribuir carburantes" a terceros. La organización, que agrupa a 4.000 cooperativas, señaló que la venta de combustibles se registraría en una contabilidad separada a la que se le aplican los mismos impuestos (35%) que a cualquier otro tipo de sociedad. Estas operaciones ya se llevaron a cabo desde 1992 a 1998, cuando las cooperativas podían distribuir carburantes libremente.

Más movilizaciones

Los gasolineros no son los únicos que amenazan con medidas drásticas. Los pescadores se concentrarán el próximo día 29 en Madrid y dejarán la flota amarrada en sus puertos de origen. Este colectivo, agrupado en la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, concertará con el resto de sectores más afectados un paro para los días 2 y 3 de octubre. La Federación Estatal de Asociaciones de Transportistas también ha decidido movilizarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de septiembre de 2000