Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vilanova lanza un plan hotelero para complementar su sector industrial

Vilanova i la Geltrú

Vilanova i la Geltrú, ciudad de 53.000 habitantes vinculada tradicionalmente a la industria, pretende impulsar el turismo ampliando su menguada infraestructura hotelera. Seis empresas han presentado sendos proyectos de construcción de nuevos hoteles, aunque, de momento, el Ayuntamiento sólo considera viables tres de estas propuestas. Incluso desde la vecina Sitges, con una de las ofertas hoteleras más importantes de Cataluña, se aplaude esta reorientación de Vilanova hacia el turismo.

Poca oferta

En la actualidad, la capital del Garraf apenas cuenta con cinco pequeños hoteles familiares y tres hostales, ninguno de ellos con más de 30 habitaciones. El ambiente turístico de Vilanova es muy tranquilo y nada tiene que ver con el bullicio de Sitges o Salou. La ciudad tiene tres kilómetros de playas muy cuidadas y un magnífico paseo marítimo, pero su actividad turística es casi simbólica.Uno de los proyectos más viables consiste en transformar una antigua casa señorial, el Xalet del Nin -situado en un promontorio ante la playa- en un hotel de lujo vinculado a la cadena Relais & Chateau. Otra propuesta es la de construir un hotel junto al cámping de primera categoría Vilanova-Park, situado en las afueras de la ciudad. El tercer proyecto consistiría en abrir un restaurante en el Racó de Santa Llúcia, en primera línea de mar.

A estos proyectos se suma otro que pretende transformar en balneario las instalaciones que ocupaba Gran Casino de Barcelona, situado en el término municipal de Sant Pere de Ribes, a tan sólo cinco kilómetros de Vilanova. Después de que el Casino se trasladara a Barcelona, el palacio Mas Soler se quedó vacio y ahora sólo acoge banquetes y congresos. La propietaria de la finca, Inverama, está negociando el nuevo proyecto con el Ayuntamiento de Sant Pere.

Las tres empresas interesadas en la construcción de nuevas instalaciones en Vilanova consideran que la actual capacidad hotelera de la ciudad no está a la altura de su situación geográfica ni de su volumen de habitantes. El proyecto del Xalet del Nin es el más avanzado. Las otras dos sociedades reconocen que sus propuestas son a medio plazo y que su futuro dependerá de las facilidades institucionales.Fuentes municipales consideran viable esta iniciativa, así como la del cámping y la del Racó de Santa Llúcia. El concejal de Promoción Económica, Bernat Valls, explica que continuamente se reciben solicitudes para construir nuevos hoteles en Vilanova. "Es un hecho evidente que en nuestra ciudad hay muy pocas plazas hoteleras". No obstante, añade Valls, "tampoco se debe caer en una oferta turística masificada", y recuerda que existe una normativa urbanística.

Ambrosio Alcover, propietario del restaurante La Cucanya y uno de los empresarios que se plantean construir un hotel, asegura que los nuevos hoteles podrían captar turistas de verano y de congresos aprovechando la proximidad de Barcelona y de Sitges. Además, dice: "Los nuevos hoteles tendrán que ser promocionados por vilanoveses, porque cosas como éstas se hacen con el corazón".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de septiembre de 2000

Más información

  • Seis empresas presentan proyectos para construir hoteles